jueves, 1 de diciembre de 2016

USTED...EL QUE VOLVIÓ DEL FRÍO

USTED...EL QUE VOLVIÓ DEL FRÍO

(TERCERA ENTREGA DE LA SAGA "SIETE LUNAS DE AMARGURA) 

(Una Historia decididamente Kitsch)



Yo no sé si han sido las espinas,o las piedras oscuras,o el brillo que morosamente surge de su silueta ondulante y esquiva.Es plata?Es oro?
Oro de tontos?
No,qué va!
Es....Usted...Sólo Usted.Es su linaje escapándose por las sutiles miradas de rubí;es la soberbia mano que se alza para señalar ,para ordenar,para destacar...Es su voz de miel y seda,una mezcla de la sensualidad que tienen las avellanas tostándose al sol con el canto plañidero de una guitarra lejana.
Sí.Usted.
Y yo...yo.....Debo confesarlo:aunque tengo algo suyo en las entrañas,no puedo comprender cómo he osado posar mis ojos tan siquiera en la sombra de sus pasos.
Digo...si sus pasos tuvieran sombra.
Porque en este lugar(sangre y piedras negras y un frío que aún congela,a pesar del cambio de estado)ya nadie tiene sombra.
El sol quedó muy lejos.La Tierra quedó arriba.A un lado de este lugar se extiende la franja que conduce a un cielo que jamás será alcanzado por ninguno de nosotros.
Ése,y no otro,es todo mi consuelo:yo no veré el firmamento ni contaré las estrellas que lo habitan.
Pero tampoco Usted.
Ayer,o el otro día(yo no sé cómo contar los días,el ayer,el hoy,el mañana o el futuro inmediato,fugaz o remoto en este sitio sin tiempo)canturreaba yo una tonada vulgar y asquerosamente remanida.
Usted se detuvo a escucharme,sonriendo,mueca burlona y gesto curioso,apuntando a sus sempiternos parásitos,que,ellos también sin sombra ni destino,siguen obstinados en rodear su figura,como conformándole un círculo de obsecuente ,bajuna idolatría.
Usted posó sus ojos en mí.Quizás fue un escarlata sin malicia alguna.O quizás no.
Se detuvo a escuchar mi voz ,una voz morena y grave como los gemidos de los dioses antiguos,sintetizada en las máquinas que alguna vez me dieran vida.
-Bonita cancioncilla-dijo,con su tono cínicamente cristalino.
Y abrió los brazos,y parodió una reverencia.Con una sonrisa de mofa prendida de los labios.
(La malva de sus labios! ¡Ah,quién pudiera...!)
-No canta nada mal para ser un bicharraco-dijo uno de los pingajos de su reducida corte,y escupió al suelo.
-Soldado Dodoria!Modales...por favor!
En aquel "Por favor!" se concentraban todas sus amenazas pasadas,presentes y por venir...sin contar con las mías(nada desdeñables por ser quién soy).

Ah,perdón!No me había presentado antes,amigo lector....
Yo....No soy nada ni nadie en realidad,ya que no he sido parido ni engendrado,sino mezclado en un crisol mecánico por la demencia que generara un deseo perpetuo de venganza ,eternamente insatisfecho.
Soy un androide....biológico.Mi cuerpo es una mezcolanza informe de células abigarradas sin sentido alguno.Una máquina de matar,diríamos,a la que,por error,se colocó un corazón tal vez humano.
Y ésa constituye toda mi presente(y eterna,claro) desgracia.
No tuve madre,ni padre,ni familia,ni nada...ni los tengo en este sitio al que fui enviado por la casi angélica intervención de un niño.
Sí,amigo lector:yo,el perfecto,el acabado,el poderoso...fui vencido por la audacia de un corazón de niño.
No le odio.No puedo.Si hay rencor en mi corazón,es contra aquel que me creó yuxtaponiendo despojos.
Pero he olvidado hasta ese detalle.Porque,amigo lector,aunque parezca ridículo,totalmente kitsch,demodé...anticuado y hasta sea una absoluta cursilería sin sentido alguno..yo..amigo lector...me he enamorado.
Hecha la salvedad y las presentaciones de rigor,vuelvo a deshojar la flor de mi tristeza,una emoción,un sentimiento que jamás creí capaz de experimentar en modo alguno.
Voy por este infierno de piedra y espinas canturreando la única canción que me he aprendido de memoria,no sé cómo ni sé dónde.
Voy por estas calles interminables de negrura buscando una luz granate y amatista,que se me niega como el agua al infeliz que sucumbe ante un espejismo en pleno desierto.
Sé que su esencia es la calcomanía del frío.Sé que su alma(si es que alguna vez la tuvo) se rompió en mil pedazos,hecha añicos contra el muro de su propio e inconmensurable orgullo.
Sé que es de puro hielo,y que no existe ni ha existido jamás quien pueda revertir la gélida distancia que Usted mismo dibuja entre el mundo y su interminable apatía.
Y,sin embargo.....somos bastante parecidos.
Hoy he cantado a voz en cuello,permitiéndome acompañar mi canto con el temblor de mi cuerpo,de mis manos, y con el llanto de mis ojos secos....
Hoy he cantado para Usted,suplicando por una mirada,por un gesto,por una mano extendida...por algo que trepe la escollera de mi propia soledad.
Y hoy ha ocurrido algo.Un hecho simple,de una sencillez conmovedora(permítaseme el uso del adjetivo,aun sabiendo que no he sido capaz de conmoverme jamás).
Usted se ha acercado,con su paso ondulante:
-Cantas bien,muchachito.
Una risita burlona remata la frase,ahogada por la mano que cubre inútilmente su mueca de satisfacción y desprecio.
-Gigantón...Gandul....para quién cantas?
Reúno los restos de mi vejado honor,y respondo:
-Yo canto para usted.
-Para mí?De veras?
Hace una pausa de incredulidad,y rompe a reír a tambor batiente,aunque suena más bien como un repiqueteo nocturno de marimba.
-Soldado Zaarbon!Soldado Dodoria!...El "androide perfecto"(hace una pausa socarrona)...dice que canta..para MÍ!
Podria quebrarle hasta la última coyuntura de un manotazo,pero me contengo.
(Esto será lo que los humanos llaman"un amor despechado"?Vaya uno a saber!)
Los ovejunos personajes llegan en un abrir y cerrar de ojos,y hacen coro a las carcajadas:una es altisonante,como un batintín desafinado;la otra es gangosa como el sonido de un sapo quejándose en el barro.
No lo soporto,pero estoicamente permanezco en mi lugar,ligándome a mí mismo para no destrozar cuanto tengo a mi alcance.
-Canta para que mis soldados te escuchen,grandulote.-me guiña un ojo-Y te prometo que luego tendrás tu premio...Vale?
No puedo hacer otra cosa sino obedecer.como el autómata que soy(aunque sea el producto de un sofisticado experimento biológico,eso y nada más es lo que soy ).
Canto a voz en cuello,muevo los brazos hasta extenderlos completamente,en cruz,como esperando un sueño que,remiso,nunca llega.(Como una pluma en la niebla)
-Precioso,precioso!
Es Usted el que grita en tanto aplaude.Los otros ríen,y se alejan,meneando ridículamente el trasero,como si fuesen dos figurines absurdos en una revista barata.
Luego es Usted el que se acerca a mí.
-Quiero volver del frío...Sabes,grandulote?
No atino a pronunciar palabra.
-Quiero volver a saborear una copa de buen vino...Dulce,preferiblemente....dejándome caer sobre el terciopelo de una chaise longue,en tanto aspiro la sutileza de una mezcla rara de perfumes.
Quiero volver a verme cubierto de violetas frescas,o sumergido en la espuma de un misterioso océano en donde no existan ni el miedo ni el fracaso.
Quiero....
Lo interrumpo:
-Todo eso....cuándo y dónde?
El suspiro me envuelve como un bálsamo de silencio.
-En tu voz,grandulote...en tu voz....!
Y me quedo mirándolo,sin atinar a hacer nada.
-Repite los últimos versos...por favor...
Lo hago.Se acerca.Tiemblo.Mis rodillas,al chocarse entre sí,hacen un ruido que se me antoja horrible.
-Repítelos de nuevo...Grandulón....tunante....ladronzuelo....Peleador romanticón y malogrado...
Y juro que lo intento,a pesar de mi furia,pero un suave trago de púrpura me cierra la boca.
Sí,tiene razón.Soy un fracaso,un romántico fuera de hora,un sentimental tardío y estúpido.
Usted tiene razón,como siempre.Y más aún ahora,que,por fin,volvió del frío.

(Fin de "USTED,EL QUE VOLVIÓ DEL FRÍO")



CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE:CAP VII:"LA VOZ DEL ESPÍRITU DE LA TIERRA"



CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE.:

CAP VII:

LA VOZ DEL ESPÍRITU DE LA TIERRA


"Piccolo San:
Siete años hoy. Siete largos años de un tiempo incoloro,uniforme,sin laberintos ni emociones,sin más alegrías que las que la vida de un "humano medio normal" puede reportar.
Finalmente accedí,Piccolo San.Pero no fue por mí:fue por la familia.El patrimonio del abuelo Gyumao mermó de tal manera que mamá tuvo que lavar y planchar ropa ajena,hacer pasteles,plantar y cultivar nabos y patatas para vender en el mercado....Todo eso porque perdí mi empleo en la corporación Cápsula,ya que soy el hermano del "de-pra-va-do de ínfima clase que enloqueció al hijo de la señora".La Universidad paga poco,ya sabe usted:es un asunto más de prestigio que de dinero.
Mi padre....Lamento decirlo,pero no es hombre que haya sido hecho para el trabajo en un sentido convencional.Él permanece como siempre,y sería capaz de dar su vida nuevamente por la felicidad de quien sea,pero no le pida usted que coja un instrumento de trabajo,ya sea de labranza,de oficina o de taller,porque sencillamente no lo hará.
Y no lo hará porque,como Usted,no puede.Mi padre es un guerrero.
Los tiempos de paz por los que ha luchado siempre son,paradójicamente,los tiempos en los que alguien como él no es necesario.
Yo he caído víctima de una especie de aburguesamiento:me he casado.
Con aquella muchacha rica,la hija del campeón de papel,para inmensa alegría de mi madre.Mi padre lo tomó como siempre:con una sonrisa y un gesto de humilde acatamiento,casi de resignación.
Mi vida es un infierno ahora.Estoy junto a alguien a quien no amo ni deseo ni venero ni admiro;alguien que me trata como si yo fuera un burgués común y corriente.
Y yo,Piccolo san,a pesar del cincuenta por ciento de sangre humana que corre por mis venas,soy como mi padre,como usted,como mi pobre hermano(al que todos ahora execran):un guerrero.
S.G."
.....................................................................................................
"Piccolo san:
He sido padre de una criatura.,Un acontecimiento increíble para mí,ya que nunca imaginé que alguien como yo pudiera llegar a engendrar un hijo.Lo que oscurece un poco esta inesperada sorpresa es el hecho de que sea una niña.Por eso es que la he dejado un poco en manos de mis padres,y parece entenderse a las mil maravillas con ellos.
Es un alivio,ya que ello me permite estar más tiempo a solas para pensar,para escribir,para meditar.
Mi esposa ha decidido hacer su vida independientemente de nosotros,y yo no soy quién para oponerme.Estamos,pues, aún viviendo bajo el mismo techo,pero separados.

Contrariando la voluntad de mi madre,fui a visitar a Goten.Lo vi feliz.Trunks me regañó un tanto,ya que se había enterado de nuestra desastrosa condición financiera,,y me reprochó que no hubiera acudido a ellos en lugar de venderme al mejor postor,como yo siento que he hecho.
Cuando huyeron juntos Trunks depositó previamente una suma de dinero que les permitiría vivir cómodamente hasta poder colocarse en algún empleo.Nunca más ha visto a sus padres,ni sabido de ellos.(Yo he oído decir que están separados...Finalmente,ha triunfado la lógica:el agua y el aceite no pueden sobrevivir en el mismo cubo,...en el mismo recipiente:,sobre todo si ese cubo decanta constantemente una considerable dosis de mugre ,reproches y amargura).
Trunks y Goten poseen y regentean ahora un precioso hotelito de montaña,,exquisitamente decorado,y se ven enormemente felices.
Supe con placer que el señor Krillin y su esposa e hijita suelen visitarlos...y me alegré muchísimo.
Un a hermosa tarde ,durante mi estadía,,aconteció que llegaron inesperadamente para quedarse por unos días,y hube de contenerme para no llorar al ver a las dos parejas felices intercambiando saludos y abrazos con afecto sincero.
Entonces me inventé ...me construí el edificio de un sueño para seguir viviendo.Un sueño que tenía como puerta la alegría de los otros,y como ventana mis ojos que miraban desesperadamente al cielo y veían flamear la blancura infinita del extremo de su capa,rampante como un dragónde heráldica,y victoriosa en el viento:victoriosa aun en la derrota,Nunca humillada,y gloriosa siempre.
Era usted en el cielo azul de fines de Octubre,,entre un aletear de mariposas y el canto de los pájaros que callaban para no molestarle en sus meditaciones.Era el rumor de una cascada cercana,y las flores de cerezo cayendo como lluvia de tibia sangre sobre un desierto esmeralda.
Y de pronto fue su voz,Piccolo san,,la voz del espíritu de la tierra,tronando en la lejanía como una tormenta que se avecinaba.
Abrí los brazos,y me dejé caer boca abajo sobre el prado todavía húmedo,fingiendo en mi imaginación que era su pecho,con los brazos en cruz,temblando de ansia,,de dolor,de angustia....Y la calma sobrevino cuando me quedé dormido,sin soñar,...porque mi único sueño(Usted) estaba y está constantemente vivo en la interminable viglia de mis noches y de mis días.
Cuando volví en mí del embeleso que despertaban en mi sangre la humedad de la hierba y ese olor que siempre ha sido suyo,más la voz de la ya vecina tormenta,me cubrí el rostro con ambas manos.
Y lloré.
Como siempre,
SG""
....................................................................................................
Los riscos coronaban la oquedad de una lóbrega noche sin final.
La figura emblemática del vigilante eterno se movió un poco hacia la entrada del antro,en la que dos rocas gemelas sostenían el portalón de hierro,aquel por el cual no debe regresar jamás quien lo ha atravesado ya una vez.
En torno del portalón,junto al pedestal de piedra negra que servía de apostadero al vigilante eterno,había un sinnúmero de trozos de papel amarillento.Tan numerosos eran,que habría sido imposible contarlos sin emplear en ello muchos días....tal vez,años.
El vigilante eterno,impertérrito,alzó la soberbia cabeza mirando hacia la oscuridad permanente que lo circundaba.Una sola antorcha invertida hacía las veces de sol,luna y estrellas en aquella noche sin principio ni final.
-Es mejor así-se dijo-Cada quien que vuelva adonde pertenece.
Suspiró,y caminó hacia unas enormes piedras que servían de bancos junto a un lago rojo oscuro del que emanaba un vaho mefítico,denso como una humareda,tristemente gris.
Tomó asiento.En la mano sostenía uno de los tantos papeles amarillentos que un momento antes se había inclinado a recoger.
-Y no creas que no las he leído,mocoso de porra-masculló,tragándose un recuerdo hecho lágrima-Si crees eso,es que no me conoces.Y sé que tú me conoces muy bien.
Releyó las líneas garrapateadas con mano nerviosa,febril.Entrecerró los ojos.La hermosura de una piel de marfil,la boca de melocotón,los ojos de cristal negro estaban todavía allí,en su colección interminable de memorias.
-Eres un caso perdido,Gohan-sonrió débilmente-Por eso te aferraste tanto a mí,que ni siquiera nombre tengo,puesto que lo he olvidado.

Tras una larga pausa que pareció durar por siglos,se puso de pie.
-Gohan!!!!-gritó,con toda su voz y toda su sangre -Gohan!!Puedes por ventura oír mi voz?!

Del otro lado del límite que no debe ser cruzado,del otro lado del término sellado por las leyes del infinito universo,un hombre que acaso frisaba ya los cuarenta años,sentado sobre la hierba,con la espalda apoyada en el tronco de un ciruelo apenas florecido,fumaba lentamente,mirando las nubes,en tanto las páginas del libro abierto que tenía en sus rodillas pasaban una tras otra,volteadas por los dedos del viento.
El hombre se irguió de un salto.Temblando ,sintió el temor reverencial y el amor desmesurado a un solo tiempo recorrer sus venas y calar sus huesos.
("Veinte años hoy!")
-Piccolo-san!!!!!!!!!!!!!!!!!-gritó,con todos sus pulmones rompiéndose en la voz,y el eco que celosamente encerraban las montañas le devolvió su grito.
-Enano,creí que te habías vuelto sordo repentinamente.
(Cínico,distante,helado,oscuro.....pero suyo....suyo,y sólo suyo!!!)
-Piccolo-san.....no...no se vaya...-el hombre recorrió a gatas el prado que empezaba a secarse gracias a la llegada el otoño-Piccolo-san.....por favor....deje que ..lo vea.....Sé que es usted,no puede ser otro.
-No hay otro como yo,de eso puedes estar absolutamente seguro,mocoso.
Las lágrimas humedecieron la tierra reseca,y los puños golpearon las piedras,con dolor,con rabia,con furia....con todas las heridas del amor frustrado ,un amor que rezumaba en la sangre que brotaba de los nudillos cada vez que golpeaba las rocas.
-Piccolo san!Le pido,le exijo....que me permita verlo...una vez más,una sola vez!
Silencio.
-PICCOLO SAMA!!!!
Tras otra interminable ola de silencio que arrastró consigo todos los años vividos en vano,la voz grave,reposada,suavemente cínica finalmente respondió:
-Lo que pides es imposible.En el sitio en donde estoy,no se permiten visitas....salvo contadísimas excepciones.Este es el hogar de los muertos,Gohan.
El cuerpo del hombre se contrajo en un espasmo de dolor indescriptible:
-Usted está....está...?
-Muerto,sí,Gohan.
-Pero...cómo?Cómo es que nadie lo ha traído de nuevo entre los vivos?Por qué mi padre nunca me lo dijo?
-Porque nunca lo supo hasta que él mismo me vio aquí,con sus propios ojos.
Gohan sintió nacer en su pecho una débil,humildísima esperanza:
-Está mi padre allí?Puedo...hablarle por un instante?
Una casi siniestra risotada fue la respuesta.
-Enano!!!Tu padre está con los héroes que dieron su vida para salvar universos,mundos,planetas!!!!Este sitio es el infierno!!!

-No...no....no es...posib le....no....

No podía concebirlo.No lograba imaginar cómo alguien que había salvado su vida,y tantas otras vidas un sinnúmero de veces,hubiera podido ser condenado.
Quiso correr al mundo de los muertos a abofetear personalmente a Yemma Kaio Sama..a escupirle la cara...Cómo se atrevía!!No sabía acaso que ese Namekuseijin sin nombre se había entregado al sacrificio, no sólo por él,sino por el mundo entero?
-Antes de que se te ocurra cometer alguna de las tonterías que los humanos suelen llevar a cabo,te diré que fue por elección propia.
Un baño de agua helada no hubiera surtido el mismo efecto en Gohan,quien era ahora una masa de lágrimas y mocos,y mordía sus propios nudillos sangrantes,no hallando una explicación para comprender aquellas terribles palabras.
Elección propia!!Ello significaba que Piccolo había elegido libremente ir al infierno!
-El gordo que cuida las puertas me mandó primeramente al paraíso.Sitio aburrido si los hay,muy parecido a Namekusei....con la diferencia de que,a cada instante,mis sensibles oídos eran heridos por los cánticos de alegría de los otros "habitantes" de tan "delicioso prado".
La sorna....la burla velada.....Gohan sentía que aquel era el Piccolo que viera por vez primera en el lago ....en el mismo lago que ahora se hallaba a metros de sus ojos.
-Entonces me cansé,y pedí ser arrojado al abismo.DEspués de todo,Gohan,yo soy y seré siempre el hijo de Piccolo Daimakou...o su re encarnación,para ser más exactos.Digamos que no cuajaba en el paraíso.
Gohan puso su oreja sobre la desnuda tierra mechada de rocas filosas,y se apretó contra ella.
Podía percibir las vibraciones de un inconmensurable ki,no pudiendo identificar si era maligno o benigno...Quizás fuera ambos.
Quizás Piccolo era realmente aquel Abraxas sobre el cual había leído y meditado tanto.
-Así que,tras mucho regatear,logré convencer al gordo para que me devolviera a mi habitat natural.Así de simple.
Una pregunta terrible se imponía:
-Cuando ...cuando yo muera...Piccolo sama......podré-....?
-Ni lo sueñes!Tú tienes ya destinado un sitio de honor junto a tu padre y los demás héroes,en el cielo regido por Marte y los dragones de oro.
Entones fue cuando Gohan lo comprendió todo.
Piccolo hizo lo que hizo para ahorrarle la deshonra y la vergüenza.
-Yo tomé una flor delicada y me serví de ella en todos los sentidos-prosiguó el Namekuseijin,implacable,como siempre-Me abusé de la miel ,de las rosas,de la infinita pureza de un espíritu elegido.Qué otra cosa me quedaba,sino aspirar al castigo eterno?
Gohan resolvió jugarse una última carta:
-El amor incondicional lo justifica todo!!!Y yo lo ofrezco a cambio!!!
Se puso de pie de un salto,y gritó,con toda la fuerza de la brutal energía heredada de su padre:
-Yemma Kaio.....Kaiosama....o quien quiera que seas.!!!!!!!Te conjuro que establezcas de antemano mi condena....y te conjuro en nombre del amor incondicional!!!
La risa del Namekuseijin apagó su desesperado grito:
-No me hagas reír,mocoso!!!Acaso renunciarás a estar con tu padre,con tu hermano,tus amigos.....?
-Sí!!Renuncio!-le interrumpió vivamente Gohan.
-No sabes lo que dices,niño tonto!!!Estas son las tinieblas,estas son las sombras que no tienen ni principio ni fin!Aquí no hay respiro,no hay descanso,no hay solaz alguno:guardo las puertas como un esbirro que nunca duerme,para que la horda de bellacos que sufren y gimen tras los portales no puedan cruzar jamás los hierros que los circundan.Ése es mi trabajo aquí.
-Pues seremos dos a llevarlo a cabo!
Piccolo se carcajeó como nunca .
-Estás loco de remate!!!!
De pronto la risa que le congelaba la sangre cesó,súbitamente,y la voz tornóse más suave,menos dura.El tono era casi compasivo.
"Casi de autocompasión",pensó Gohan,quien fue muy lentamente recuperando la facultad de discernir.
-Gohan....Si quieres saberlo,lo diré una sola vez,y luego mi silencio vendrá..porque es inexorable que así sea.-el suspiro fue más poderoso que el viento que ahora arrastraba las piedras y los lentiscos,las pequeñas rocas y los tristes cadáveres de hojas.
Piccolo prosiguió:
-Fuiste el único en el universo que significó algo para mí.Tú eras...tú eres mi universo,Gohan.Tú eres el antes,el después ,el ahora y la eternidad de este guerrero sin nombre,de este pobre infeliz innominado..Y no sólo porque me diste generosamente aquellas primicias,el bálsamo puro de tu perfume inocente,y el dulzor de algo totalmente desconocido para mí,que se llama "territorio de la ternura"....No sólo por eso,sino porque yo,quienquiera que sea,también lo quise.Yo sentía como te debatías entre eso que llaman " amor" y el miedo...y hube de apaciguar tu temor de una manera subrepticia,casi sin ser notado.
Pero yo lo quise.Lo elegí,Gohan.Te elegí,tal y como tú me elegiste a mí.
Un nuevo suspiro conmovió el valle,y la tormenta oscura empezó a bramar sobre la cabeza del hombre,que,sin embargo,no quería abandonar el abrazo invisible.
("Pajarita de papel/Águila de los niños"...Alguna vez le había hecho una cometa....alguna vez le había dicho que él,como las cometas,también podía volar,y llegar lejos,muy lejos...)
-Sábelo siempre,Gohan.Y,si puedes,no lo olvides.Ahora...Adiós,Gohan.
("Niño....mi niño........mi mocoso".....Estas últimas palabras murieron en su garganta,pues jamás fueron dichas.Tal vez no eran dignas de un guerrero...Tal vez.....eran demasiado dolorosas aun en el mismo infierno).

Gohan se hundió en el viento.Abrazó la tormenta.
Se entregó a la lluvia porque ya no tenía más lágrimas.

Corrió.Corrió hasta quedar exhausto,y vio una tenue luz en el atardecer neblinoso y húmedo.
En una choza humilde,casi paupérrima,unos niños jugaban con barquitos de papel.
Los papeles amarillos eran las cartas ....sus cartas....
Las manos puras de los niños les habían devuelto la inocencia.
...............................................................................................
Piccolo volteó la espalda.La antorcha invertida tembló,cuando dijo:
-Demasiado honor....demasiado para quien no es ni Piccolo,ni Kamisama....sino un humilde y viejo guerrero que hace tiempo ya olvidó su nombre.
Dicho esto,se encogió de hombros,y,tal vez sonriendo,atravesó el portalón por última vez.


FIN de "CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE".






CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE:CAP.VI:MEMORIAS DE YUNZABIT(SEGUNDA PARTE)

CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE

CAPÍTULO VI: MEMORIAS DE YUNZABIT

(Segunda parte):

El viento silbó ,y era la suya  una  extraña melodía escondida durante siglos.

El Namekuseijin hizo una pausa para tomar aliento,aún jadeando por el esfuerzo que suponía contener la salvaje furia que desbordaba  torrentes de dolor largamente contenido en un llanto sin lágrimas:
-Gohan!!TÚ ERES!!!!Yo ya no soy,n o he sido,ni seré!!!Maldición es lo que yo traigo en mi cuerpo y en mi sangre!!No tengo nombre,pues no soy Piccolo,ni Kamisama,ni  nadie....Soy menos que un recuerdo,Gohan!!!Porque los recuerdos tienen un  nombre,y un  perfume,y un sabor,y suenan como la música feliz o triste de una canción lejana!!!Yo no soy quién para conculcar tu derecho eterno a la pureza.al candor infinito de tu cuerpo y de tu alma!!!!Te pido,Gohan...no...no te lo pido....TE LO ORDENO!!!!...que te olvides de mí,de mi existencia!!!!

Gohan no respondió.Solamente abrió los ojos,y se incorporó,sentándose sobre sus talones,y alzando la mirada hasta fijarla en  la obsidiana ardiente de los ojos de Piccolo.
-No-dijo,con una voz suave,casi inaudible,pero de una firmeza inusitada-Nunca.
Luego se inclinó,y tomó la mano que Piccolo ,si bien renuentemente,aún le tendía:
-Usted no comprende....Yo lo adoro-fue sobre aquella mano sarmentosa,y la besó reverentemente-Lo venero...No puede ordenar a mi alma como ordena a los elementos.No puede.Ni aunque todavía  fuera el mismísimo Kamisama.
-No lo soy.Nunca lo fui-musitó el Namekuseijin,suspirando.
-Pudo serlo,y no quiso-Gohan sonrió débilmente-Yo lo sé.Él se lo pidió,y usted rehusó.
La sonrisa del joven hijo de la Luna se hizo más amplia,casi de triunfo:
-Usted renunció a la divinidad por mí.
Piccolo apartó el rostro,viendo venir lo que inmediatamente seguiría .
-Soy un monstruo-dijo.-Todos me han visto siempre de esa manera.Todos...excepto tú..y tal vez tu padre.....aunque de esto último no estoy muy seguro.
-Délo por absolutamente cierto,Piccolo-san.Mi padre le estimaba enormemente,aunque nunca se lo haya dicho.
Piccolo se puso de pie casi violentamente:
-Pues,entonces,justamente por eso:en recuerdo de tu padre....al que yo mismo maté....Porque fui yo el primero que mató a tu padre,Gohan....Lo sabías?
El muchacho asintió,tras  también ponerse de pie:
-Siempre lo supe.Y pensé,tal vez erróneamente,que por eso se sintió obligado a cuidar de mí.
-Jamás cuidé de ti!!-le interrumpió Piccolo,vivamente-Lo que hice fui torturarte,como parte de un entrenamiento casi criminal!!De un adiestramiento que sólo tenía por fin convertirte en un kamikaze,en un atacante suicida....para que derrotaras a esos cretinos....y yo pudiera dominar el mundo!!!Me estaba sirviendo de ti,Gohan!Te estaba usando...maldita sea!!!!
Gohan dio tres pasos,muy lentamente,y se elevó un poco en el aire,hasta que su mirada encontró ,como un espejo roto, el rostro contraído del Namekuseijin.
-También lo sé.-musitó.

Hubo un silencio espeso como la noche que aún no se atrevía a caminar hacia el alba.
Sólo se oían la lluvia y el contrapunto de fuego de ambas respiraciones:la de Gohan,ahora calmada y tranquila,era el acorde constante sobre  el cual se apoyaba el furioso jadeo del Guerrero sin nombre,quien hizo,sin embargo,un último intento:
-Gohan,por lo que tengas de más querido y amado en este mundo,en el otro... y en todos los que existen,han existido y existirán.....-se separó un tanto alejándolo lo más suavemente que su furor  le permitía,piniéndole una mano sobre el pecho.
.Usted-le interrumpió vivamente el hijo del Saiyajin.-imitando su gesto.
-Está bien,entonces,hazlo por mí!-Piccolo saltó hacia atrás,como si fuera a preparar su cuerpo para la pelea-Aunque no valga la pena!-hizo una pausa.-Mátame ,Gohan!!!!Mátame ¡!!Si realmente quieres hacer algo por mí,y por ti,por ambos...mátame,de un solo golpe,como yo sé que sólo tú puedes hacerlo!!!
Gohan no respondió,pero captó al vuelo la estrategia del viejo guerrero.
Quería hacer estallar su furor ,como si fuera un relámpago imparable e implacable.
Quería morir por su  mano.Tal vez si no fuera por un detalle casi obvio,él mismo se habría dado la muerte allí mismo,.simplemente dejando de respirar:pero no podía;alguna vez...alguna....muy lejos en el tiempo ....en una era casi olvidada ya,él había sido parte de la esencia de un  Kamisama.Y un Kamisama no se suicida.
 Piccolo  permanecía expectante.Frente a él,.un rostro de marfil purísimo,unos ojos de ascua negra,una boca que era como la flor del granado,entreabierta....jadeando suavemente....
-Senshi Taipou-dijo Gohan
Piccolo retrocedió un paso:
-Cómo sabes eso???!!-preguntó,aterrorizado.
-Dendeh-respondió Gohan,dando a su vez un paso adelante,desandando suavemente la distancia entre ambos,en tanto desplegaba su aura de oro,y las chispas negras que iluminaban la palidez de su rostro  se volvían dos océanos garzos entre la espuma de sus lágrimas.
-El...te contó...la historia...de los de mi raza maldita?

Piccolo sentía el deseo ancestral explotando en su cuerpo.El órgano abolido,pernicioso e inútil,surgía victorioso entre sus muslos.
El Daimakou estaba por despertar.La maldición del clan guerrero,que él mismo resumiera en sí con aquel desdoblamiento horroroso,estaba allí mismo,en uno de los  puntos más oscuros de su prodigioso cuerpo:se sintió sucio,.infame,despreciable....inmundo.
Pero Gohan avanzaba,con su paso lento,imparable,en medio de las llamas de oro.Y era la imagen viva del dolor.

Y él ya no podía retroceder más.

Lo que ocurrió después fue una masacre.El demonio despierto gozó la pureza avasallada,que se le ofrecía,generosa,como una copa de ámbar y miel.
Y el guerrero sin nombre continuaba suplicando a su niño de oro que lo matara sin piedad,en tanto  los besos febriles recorrían su cuerpo,.besos inocentes,besos vírgenes....y besos de una voracidad innata e incontrolable.
Sólo podía articular una palabra,sólo una:"Gohan!"
Y el niño hambriento lo llamaba con el nombre amado y odiado,con el nombre que había aprendido en su más tierna infancia,con toda su voz contrita por el dolor y el amor y el deseo:
-PICCOLO SAMA!
Suyo.Sólo suyo.Sólo de la muerte.Porque él,nacido para reinar sobre la luz,había escogido,sin embargo,las tinieblas.
.....................................................................................................
Cesó la lluvia y un aleteo de pájaros saludó al nuevo día.

En la cueva,una humedad surgida de los restos de los dos cuerpos entrelazados en un abrazo infinito rezumaba un olor acre,que se mezclaba con el vago,lejano,pero aún persistente,aroma de castañas.
Salió el sol.
.............................................................................................................
(tres años más tarde)

Piccolo san...o quienquiera que Usted sea:
Usted se esfumó al amanecer,como se esfuman siempre  los sueños.Dsperté,y ya no estaba allí.La tristeza fue tan grande que a duras penas pude ponerme en pie.Le ruego,por favor,que vuelva.Que regrese.No lo he visto en tres años,.y,cuando voy de visita al templo me dicen que nada saben acerca de su paradero,...
No puedo más,Piccolo san....No logro vivir sin su presencia.Le he enviado más de cien cartas ya,y no he recibido una respuesta.
Dirá Vd. que estoy loco,que procedo como un adolescente desbocado,pero le he escrito una carta por día.Y,como eran para Usted,las he arrojado al viento,ya que nunca supe dónde vivía.
Me dijo Usted una vez que pensaba quedarse en el templo,pero en todas las oportunidades en  que he ido a verle Usted no estaba allí,y nadie sabía nada.
Dendeh se quedaba mirándome,consternado,y yo podía  leer la piedad en sus ojos :él es bondadoso,y quizás no quiso  lastimarme...Por eso callaba..Pero....Qué verdad me ocultaba... ahora?
Por favor,una palabra,sólo una!!!le ruego!!!
Siempre suyo,
S.G..
.................................................................................................................
Piccolo san:
"Mi padre ha vuelto!!!!En medio de tanta amargura como me circunda(no se imagina Usted los acontecimientos que han tenido lugar últimamente!!!)me ha sobrevenido esta única alegría.Inmerecida,,desde luego,porque yo no soy digno de mi padre...así como no soy digno de Usted.
Mi padre preguntó por Usted!Dijo":"Qúe extraño!",cuando no pude decirle nada acerca de su paradero....Ya sabe Usted cómo es mi padre.....Dijo esas palabras,y luego sonrió.Él sonríe siempre.La opinión general lo tiene por un tonto que se sacrifica en vano por un mundo que está ya totalmente corrupto y perdido,pero yo sé que no es así....
Ay,si pudiera contarle todo a mi padre!!Pero no quiero poner mi dedo sobre su herida más dolorosa y profunda.
Mi hermano se fue de casa.....Se marchó  a vivir a la Ciudad del Sur,con el joven Trunks.Hubo un gran escándalo....Usted imaginará la cara que puso mi madre!
Sin embargo, yo le aplaudo.Yo habría hecho lo mismo...si las circunstancias hubieran sido diferentes.
Pero no.
Yo no he podido.
Y me siento un cobarde.
Sé que me odiará por ello.Pero el caso es que no puedo evitarlo....sabe Usted?...
Por favor,Piccolo san,...déme Usted una señal!!
Suyo,suyo,suyo....
Siempre.

S.G"
.........................................................................................................