martes, 15 de noviembre de 2016

LA ESPERA INÚTIL

                                                LA ESPERA INÚTIL

(Poema para un Blues)








La sombra del tiempo
Pasó por aquí.
Cubrió las paredes,
Deshizo el añil.
Los perros del frío
Mordieron mi piel.
Un ciego vacío
Color terraplén
Adorna el silencio..
Tristeza de andén,
Alcohol que se quema,
Tragando la piel.
Las grietas del alma
No suelen doler
Como duele el frío
Del atardecer.
La sombra del tiempo
Pasó por aquí:
Me dijo la hora
En que habría de venir
La mano de hielo
Que anuncia el morir.

GLICINAS


                                                           GLICINAS

Yo ,que vengo del roble y de la encina










Sagrada, que en el Norte se veneran,
Vi una tarde en la entraña de los cielos
Un sol que nace fiero y dulce.Una quimera.
Yo,hijo del Norte en brumas de incerteza,
Vi la sombra fugaz de un ángel -niño
En el mundo del hierro y las cerezas.
Y yo tendí mi mano a su llamado,
Y lo acerqué a las tímidas glicinas.
"Serás mi caballero".."Y yo,tu espada"
Dije abriendo un secreto que dolía.
No me importó doler,ni ser cuchillo,
Ni cortar esas cuerdas que me unían
Al destino .Un gélido rastrillo
Desenvainó mi alma y la hizo suya.
Y empuñé la katana,y lo hice mío.
Pero en aquella tarde cincelada
Por el color de malva en las glicinas,
Cuando tuve conciencia de la nada,
Comprendí,sin querer,que el mayor beso,
El divino,el primero,y el postrero,
Cuando la muerte ronda ,baila y canta,
No es el que en la boca ha de llevarse
Sino el que se da con la mirada.


LA CASA DE LOS ATLANTES

BARRIO DEL PUERTO

 (Visto desde la casa de los Atlantes)








Este barrio del Puerto,este café,estas paredes,conocieron tantas cosas!
El crujir de los listones de madera en el piso alto
aliándose con la fauna multicolor en el gris del sótano:
el sapo,el truco,la escoba,la fantasía de un ajedrez eterno...
El silencio de un perdedor.
El desfile cotidiano de la Negra Faustina con su falda almidonada,
sus cantos,su baile,y la risa de las muchachas
en el patio de atrás de la casa de los Atlantes,
escondidas entre naranjos y limoneros,
con las campanas del Ángelus,
a eso de las cinco de la tarde,cuando el primer farol se encendía...
(fin)


(Los fantasmas huelen a limonero.Nadie en su sano juicio podría sentir temor,pero....)

TAN SÓLO FUE EL VIENTO

TAN SÓLO FUE EL VIENTO

(PRAELUDIUM UND ALLEGRO)


Pasó el tiempo de los cerezos,Kanamori-san.Las flores murieron al tocar el suelo,casi exactamente como murió la fiebre en el oscuro verde-gris de tus ojos.
No tuve tiempo de decirte nada.Hube de callar,como un imbécil,y dejar que la música se fuera volando tras las mismas flores que contemplábamos aquel día.
Fue el adiós.Definitivo.Helado.Negro como la noche que caía inexorablemente sobre tus lágrimas y mi silencio obligado.
Kanamori-san,la tierra que guarda tus huesos verá caer las mismas flores el próximo año.Qué lástima,qué pena,qué desperdicio d e vida, y de miel, y de sueños.
Las cosas no deberían terminar así.Nunca.Mas...tranquilo,niño del alba....Nadie lo supo.
Solamente el viento.

NADA(Cuento)

NADA

(Cuento)


(Disclaimer:
Los personajes pertenecen a NeoGeo/SNK/Playmore.
Tan sólo la presente historia es mía.)
Las sombras caen rápìdamente sobre esta parte de la Stadt Südlich. Y no me extraña:ha sido siempre así.
Y debió ser así aun en mi ausencia.
La puerta es tal y como la recuerdo cuando traigo la imagen que el polvo de la rabia despierta en mi corazón cansado.
Rabia y desvelo,ansia profunda,desazón,calvario inútil.
Quién soy,o qué soy.....ya casi lo he olvidado.
Escucho un aleteo cercano,y sé que son los mismos pájaros que,incapaces de comprender la razón de mi partida,me reprochan aún la ausencia.
He sido eso y nada más:ausencia.
Hay pétalos de rosa en la escalera que lleva a la puerta,ahora clausurada,de la casa solariega.Hay olor a rosa muerta,y a azúcar quemado,y a hierbas machacadas en el mortero de mi pecho.
El azúcar quemado de tus ojos,y las hierbas del jardín,entre efluvios y estrellas.
Un recuerdo.
Tenías nombre de noche .Tenías sombra de nube.Eras el argentino clamor de unas campanas en la tarde.Eras ....eras el todo...y eras la nada.
La vieja casi centenaria que cosía un milenario manto,asomada a la ventana,tres casas más atrás,me dijo que partiste en un día indefinido,en un tiempo desconocido.
Le creí.Sólo porque yo fui el que partió primero,le creí.
En el estanque vacío ,donde los mismos peces que alimentábamos entre risas murieron ya de muerte definitiva,la suciedad,las ramas y las hojas caídas de incontables otoños marcan el tiempo como implacable reloj.
Subo las escaleras,y me detengo ante la puerta.Permanezco de pie en el tranco,bajo el dintel resquebrajado,bajo el farol que parece haber estallado en mil pedazos,bajo la luz que ya no volverá a encenderse,porque....
Simple.No estás.Y sé muy bien que ya no volverás.
No importa.Aunque desde dentro de las mismas entrañas que llevaron la muerte a su punto culminante escuche tu grito:
"Arbura!"
Y esas entrañas cansadas,hastiadas de tanto llanto respondan como en un eco:
"Soirée!"
Aunque el diálogo empezado bajo el manzano del abuelo no haya cesado nunca,aunque los cerezos que vivían del otro lado del cerco sean ahora sólo esqueletos moribundos ,aunque el mismo cielo se haya conjurado para oscurecerse de súbito.
Yo fui el que empezó.Yo.Yo soy culpable.
Tú eras la víctima o el destinatario de la locura.
Ahora,que ya no queda NADA...Ahora,que todo ha sido consumido por el fárrago que consigo arrastra el tiempo,puedo decírtelo frente a la cruz del candado que clausura lo que fuera el paraíso de nuestra soledad rodeada de cerezas.
Silencio,rosas,perfume muerto en el aire y un adiós que nunca se materializó en palabras,porque....yo....Arbura Meira,el héroe,el sacrificado adalid de los pobres y desprotegidos,no supe..o no quise,,,,proteger aquello que más amaba.
Vine a decir adiós,y sólo el eco de tu paso ausente me recibe en este tramo de escalera cubierto de esqueletos de rosas.
Vine a decir adiós.
Y no me avergüenza decir que yo,yo mismo,casi sin saberlo,por primera,única y última vez en mi vida,también he llorado.
Como llorabas tú,en silencio,sin atreverte a pronunciar palabra más allá de lo regularmente establecido.
Una sola noche bastó para que aquel encanto de inocentes correrías en torno del manzano del abuelo se rompiera.
Estalló como un cristal.Y yo no supe impedirlo.
O tal vez no quise.O,tal vez(pero sólo tal vez!) ambas cosas.
Ya no sé dónde estás,y casi ni me importa.La palabra "Perdón!" murió en mis labios antes de ser pronunciada.
Pero duele en el pecho como la última ,artera estocada.
Los pámpanos de la locura arrastraron mi existencia.
Adiós,nombre de noche serena .Ten en las manos tu luna.Consérvala,estréchala,contémplala....y húndete finalmente en ella.
Tu luna (que tanto amabas) es el fin de lo pactado ....y es el único camino que me marcan tus estrellas.
FIN.








(Stadt Südlich:South Town,Ciudad del Sud)
(Tango "Nada",de J.Sanguinetti.)







VRYKOLAKAS(Historia gótica en un solo movimiento)

                     VRYKOLAKAS

(HISTORIA GÓTICA EN UN SOLO MOVIMIENTO)

"¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, 
lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad. "
(Jorge Luis Borges)


 ����������������������������������������������


(Amorgos,islas Cícladas.Día ,mes y año desconocidos)
El país se cae a pedazos,y yo juro que lo disfruto.
No ha terminado aún el verano helénico,y el mar oscuro,denso,el mismo que rodea esta isla seca de piedra y mármol negro exhala un calor de sangre :cobre puro me viene a la boca,y el enebro no consigue apaciguar la furia .
Fumo silenciosamente.en tanto paseo por las interminables crujías de esta villa abandonada,donde yo,y sólo yo,.puedo venir a meditar la muerte de mi hermano.
No habrá más mugre endémica que manche mis vestiduras blancas,ni rivalidad de paso majestuoso,ni silencios interminables entre el que yo mismo eché a las fieras y esta miserable existencia,.
Miserable y duradera.
Como la muerte,esto es interminable.Los olivos se secan;las cabras pacen mojama dura en lo que alguna vez fue un prado.El verdor ha fenecido cuando hice el primer tajo y sonreí con mi pobre triunfo de aprendiz disciplinado.
Tic,tac,.....tic,tac......
La lluvia.El reloj.El reloj y la lluvia.Sonidos de patíbulo,condena del fratricidio.
......................................................................................
Tic,tac....tic,tac.....
Aguanta,corazón,que es malo el trago del deseo desmesurado.
Lánguido morirás,porque tu vida artificial se mece en el cansancio.
Xantos cierra el portalón,creyendo que me protege.Iluso!
No hay puerta ni ventanal de hierro o acero que me separe de mi estúpido destino.
Nikolaos se obstina en llevar flores a la tumba de mi hermano.
-Deja.Lo haré yo.
Mi respuesta es todo menos sutileza.La tumba del que profané hasta saciarme y destruí con un convulso golpe de garganta me pertenece.Como el dolor que arrastro,como la culpa inexistente.
Que,sin embargo,está ahí.
Tic ,tac....Tic,tac....
Las flores en la tumba y la mesa puesta.
Con una sola copa.
............................................................................................
Me han dicho que los otros han caído.
Mejor.Que no quede ya nadie.
Más me hubiera valido no asomarme fuera del vientre de mi madre.
Tic,tac...tic,tac......
No hay puerta de acero ni de piedra ni de aire que contenga al Destino.
......................................................................................
Lluvia. Cortina espesa.
Un paso,dos,tres....
La mano que me aferra por el hombro,y yo permito el gesto,como en una mimetización absurda..
Quiero el honor de morir de muerte antigua,hecho pedazos bajo un cierzo inmisericorde.
Tic,tac....Tic.....
Silencio.
................................................................
-Buenas noches,ceremoniosa muerte que  vienes aun por mí.
-Buenas noches,blanca ausencia de vida,incestuoso fratricida,flor de pestilencia,albura que disfraza la mentira.
Suspiro.Este recuerdo,si pudiera vivir un minuto más del instante ya pactado,sería imborrable.
Fumamos en silencio,mirándonos a los ojos;iris azul en iris rojo vivo.
-Los sirvientes se han marchado.
Asiente.
Corto la herida aún fresca y vierto el remanente en la única copa.
-Bienvenido,Kaziklu Bey.
Le ofrezco de la única bebida posible,pues en la casa ya no hay nada, salvo ruinas y vacío.
Se ríe.
-Hace centurias que nadie me nombraba con ese remoquete.
Él no ignora que me ha empalado el alma.No necesita ,como en el crimen de soberbia,del cuerpo para hacer que el pecado sea pecado,y el perdón una ilusoria fantasía del último trozo de mi cerebro que aún se resiste a morir de muerte eterna.
El reloj se ha clavado en las doce y veinticinco minutos.
Ya no hay más tiempo.
Se acerca ,sonriente,oliendo a alcohol y albañal,y ve cómo lo espero.De pie.
Sé que no somos iguales,pero,por un instante,lo pienso y lo deseo.
-No verás el otoño,mal nacido-dice,quedamente.,inhalando el humo de su cigarro,y bebiendo un sorbo de la copa.
-Rómpala,Kaziklu Bey.
"Rómpala" es "Rómpame,destróceme,quíteme la sombra de una culpa que no tengo,demuéstreme que el dolor humano se me ha escurrido un poco,nada más......y no del todo".
-Todo debe ser reducido a polvo de ceniza-dice,morosamente,saboreando los últimos sorbos con un deleite inenarrable.
-Sea,Kaziklu Bey.
Soy el único en el universo que recuerda ese nombre.Mi madre (una infame ramera turca) me lo repetía por las noches.
Hay doble odio en su mirada:odio por lo que soy,por todo aquello en que me he convertido(incesto y fratricidio de por medio,claro está),y odio por el origen remoto de mi línea materna.
-Te pareces mucho a cierto ancestro tuyo,escoria ,flor de basural. Así de bello.Así de inmundo.
-El hombre del bar en La Habana me  envió el veneno,pero no ha surtido efecto,lo siento-digo,esbozando una sonrisa,disfrutando cada insulto como si fuese el beso definitivo-
-Ello es porque todo ha de ser consumado en esta noche-explica.
Y dispara.Me defiendo.Caigo.Ruedo.No hacia atrás,sino hacia delante:hasta quedar justo a sus pies.
A su merced.
-Szémetet!(Basura!)
No respondo.Acepto.Otorgo.
-No te escondías de mí,szémetet....Todo lo contrario:me buscabas.Vine hasta aquí por ti,y eso te fascina,cierto?-golpe-Cierto,szémetet?
No puedo responder.Su bota en mi nuca me impide moverme,hablar....Pero no me dispensa del deseo ni del pensamiento profundo de ser digno de este honor.
Honor,por otra parte,totalmente inmerecido.
........................................................................................................
Lo había visto por primera vez en aquel bar nocturno en La Habana,entre el olor del ron ,las canciones cursis y el humo de las pipas y los cigarros de hoja.
Hombres buscando hombres.Y yo tratando de encontrar el mío.

Bastó la carta de Mengele para que se acercase a mí..mejor dicho,para que yo fuera a él,como un perrito faldero.
Tenía que romper mi propio sello.
Y ....por Zeus!!!Lo hice!!!
...................................................................................................................
Del camastro aquel a este suelo de mármol que remeda vagamente el tablero de un ajedrez definitivo ya no hay mucha diferencia.
El disparo en los riñones es un alivio.Ya no siento las piernas,pero el ansia se repite con cada borbotón espeso que tiñe los campos blancos del piso ,y aún tengo tiempo para improvisar algunos versos sobre el rojo carmesí en el blanco puro,sobre la aleatoriedad de la vida,de la eternidad y de la muerte,sobre el amor que nunca he conocido,sobre las mentiras del deber y del honor y de la devoción aprendida a la luz de una vela amarilla.
En el escueto final,sólo hay vacío.
La risa lejana .Las palabras mordidas contra el eterno cigarro:
-Y mañana serás el Tympanáios...Te hincharás como un odre,y darás vida efímera a tus propios gusanos.
-Sí.....
..........................................................................................................
Tic,tac...tic,tac....El reloj.
El reloj y la lluvia.
.................................................................................................
Los pasos del último visitante se alejaron sin dejar huella alguna.
El aire ,pesado,traía los ecos de una melodía conocida por todos los mendigos de Valaquia.Antiquísima y triste.
Pero yo nunca ...(.lo juro...lo juro como que me he llamado Lukács Gyüla,conde de la heredad del Talomnitza!!!.)....nunca más pude volver a escucharla.
FIN.
(En multimedia :la melodía ,anònima y antiquìsima,conocida por todos los mendigos ciegos de Valaquia....)

"Las huellas eternas,ésas,las mismas que no se ven,son solamente mías..."






"¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, 
lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad. "
(Jorge Luis Borges)

 ����������������������������������������������
(Amorgos,islas Cícladas.Día ,mes y año desconocidos)
El país se cae a pedazos,y yo juro que lo disfruto.
No ha terminado aún el verano helénico,y el mar oscuro,denso,el mismo que rodea esta isla seca de piedra y mármol negro exhala un calor de sangre :cobre puro me viene a la boca,y el enebro no consigue apaciguar la furia .
Fumo silenciosamente.en tanto paseo por las interminables crujías de esta villa abandonada,donde yo,y sólo yo,.puedo venir a meditar la muerte de mi hermano.
No habrá más mugre endémica que manche mis vestiduras blancas,ni rivalidad de paso majestuoso,ni silencios interminables entre el que yo mismo eché a las fieras y esta miserable existencia,.
Miserable y duradera.
Como la muerte,esto es interminable.Los olivos se secan;las cabras pacen mojama dura en lo que alguna vez fue un prado.El verdor ha fenecido cuando hice el primer tajo y sonreí con mi pobre triunfo de aprendiz disciplinado.
Tic,tac,.....tic,tac......
La lluvia.El reloj.El reloj y la lluvia.Sonidos de patíbulo,condena del fratricidio.
......................................................................................
Tic,tac....tic,tac.....
Aguanta,corazón,que es malo el trago del deseo desmesurado.
Lánguido morirás,porque tu vida artificial se mece en el cansancio.
Xantos cierra el portalón,creyendo que me protege.Iluso!
No hay puerta ni ventanal de hierro o acero que me separe de mi estúpido destino.
Nikolaos se obstina en llevar flores a la tumba de mi hermano.
-Deja.Lo haré yo.
Mi respuesta es todo menos sutileza.La tumba del que profané hasta saciarme y destruí con un convulso golpe de garganta me pertenece.Como el dolor que arrastro,como la culpa inexistente.
Que,sin embargo,está ahí.
Tic ,tac....Tic,tac....
Las flores en la tumba y la mesa puesta.
Con una sola copa.
............................................................................................
Me han dicho que los otros han caído.
Mejor.Que no quede ya nadie.
Más me hubiera valido no asomarme fuera del vientre de mi madre.
Tic,tac...tic,tac......
No hay puerta de acero ni de piedra ni de aire que contenga al Destino.
......................................................................................
Lluvia. Cortina espesa.
Un paso,dos,tres....
La mano que me aferra por el hombro,y yo permito el gesto,como en una mimetización absurda..
Quiero el honor de morir de muerte antigua,hecho pedazos bajo un cierzo inmisericorde.
Tic,tac....Tic.....
Silencio.
................................................................
-Buenas noches,ceremoniosa muerte que  vienes aun por mí.
-Buenas noches,blanca ausencia de vida,incestuoso fratricida,flor de pestilencia,albura que disfraza la mentira.
Suspiro.Este recuerdo,si pudiera vivir un minuto más del instante ya pactado,sería imborrable.
Fumamos en silencio,mirándonos a los ojos;iris azul en iris rojo vivo.
-Los sirvientes se han marchado.
Asiente.
Corto la herida aún fresca y vierto el remanente en la única copa.
-Bienvenido,Kaziklu Bey.
Le ofrezco de la única bebida posible,pues en la casa ya no hay nada, salvo ruinas y vacío.
Se ríe.
-Hace centurias que nadie me nombraba con ese remoquete.
Él no ignora que me ha empalado el alma.No necesita ,como en el crimen de soberbia,del cuerpo para hacer que el pecado sea pecado,y el perdón una ilusoria fantasía del último trozo de mi cerebro que aún se resiste a morir de muerte eterna.
El reloj se ha clavado en las doce y veinticinco minutos.
Ya no hay más tiempo.
Se acerca ,sonriente,oliendo a alcohol y albañal,y ve cómo lo espero.De pie.
Sé que no somos iguales,pero,por un instante,lo pienso y lo deseo.
-No verás el otoño,mal nacido-dice,quedamente.,inhalando el humo de su cigarro,y bebiendo un sorbo de la copa.
-Rómpala,Kaziklu Bey.
"Rómpala" es "Rómpame,destróceme,quíteme la sombra de una culpa que no tengo,demuéstreme que el dolor humano se me ha escurrido un poco,nada más......y no del todo".
-Todo debe ser reducido a polvo de ceniza-dice,morosamente,saboreando los últimos sorbos con un deleite inenarrable.
-Sea,Kaziklu Bey.
Soy el único en el universo que recuerda ese nombre.Mi madre (una infame ramera turca) me lo repetía por las noches.
Hay doble odio en su mirada:odio por lo que soy,por todo aquello en que me he convertido(incesto y fratricidio de por medio,claro está),y odio por el origen remoto de mi línea materna.
-Te pareces mucho a cierto ancestro tuyo,escoria ,flor de basural. Así de bello.Así de inmundo.
-El hombre del bar en La Habana me  envió el veneno,pero no ha surtido efecto,lo siento-digo,esbozando una sonrisa,disfrutando cada insulto como si fuese el beso definitivo-
-Ello es porque todo ha de ser consumado en esta noche-explica.
Y dispara.Me defiendo.Caigo.Ruedo.No hacia atrás,sino hacia delante:hasta quedar justo a sus pies.
A su merced.
-Szémetet!(Basura!)
No respondo.Acepto.Otorgo.
-No te escondías de mí,szémetet....Todo lo contrario:me buscabas.Vine hasta aquí por ti,y eso te fascina,cierto?-golpe-Cierto,szémetet?
No puedo responder.Su bota en mi nuca me impide moverme,hablar....Pero no me dispensa del deseo ni del pensamiento profundo de ser digno de este honor.
Honor,por otra parte,totalmente inmerecido.
........................................................................................................
Lo había visto por primera vez en aquel bar nocturno en La Habana,entre el olor del ron ,las canciones cursis y el humo de las pipas y los cigarros de hoja.
Hombres buscando hombres.Y yo tratando de encontrar el mío.

Bastó la carta de Mengele para que se acercase a mí..mejor dicho,para que yo fuera a él,como un perrito faldero.
Tenía que romper mi propio sello.
Y ....por Zeus!!!Lo hice!!!
...................................................................................................................
Del camastro aquel a este suelo de mármol que remeda vagamente el tablero de un ajedrez definitivo ya no hay mucha diferencia.
El disparo en los riñones es un alivio.Ya no siento las piernas,pero el ansia se repite con cada borbotón espeso que tiñe los campos blancos del piso ,y aún tengo tiempo para improvisar algunos versos sobre el rojo carmesí en el blanco puro,sobre la aleatoriedad de la vida,de la eternidad y de la muerte,sobre el amor que nunca he conocido,sobre las mentiras del deber y del honor y de la devoción aprendida a la luz de una vela amarilla.
En el escueto final,sólo hay vacío.
La risa lejana .Las palabras mordidas contra el eterno cigarro:
-Y mañana serás el Tympanáios...Te hincharás como un odre,y darás vida efímera a tus propios gusanos.
-Sí.....
..........................................................................................................
Tic,tac...tic,tac....El reloj.
El reloj y la lluvia.
.................................................................................................
Los pasos del último visitante se alejaron sin dejar huella alguna.
El aire ,pesado,traía los ecos de una melodía conocida por todos los mendigos de Valaquia.Antiquísima y triste.
Pero yo nunca ...(.lo juro...lo juro como que me he llamado Lukács Gyüla,conde de la heredad del Talomnitza!!!.)....nunca más pude volver a escucharla.
FIN.
(En multimedia :la melodía ,anònima y antiquìsima,conocida por todos los mendigos ciegos de Valaquia....)

"Las huellas eternas,ésas,las mismas que no se ven,son solamente mías..."