jueves, 1 de diciembre de 2016

CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE:CAP VII:"LA VOZ DEL ESPÍRITU DE LA TIERRA"



CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE.:

CAP VII:

LA VOZ DEL ESPÍRITU DE LA TIERRA


"Piccolo San:
Siete años hoy. Siete largos años de un tiempo incoloro,uniforme,sin laberintos ni emociones,sin más alegrías que las que la vida de un "humano medio normal" puede reportar.
Finalmente accedí,Piccolo San.Pero no fue por mí:fue por la familia.El patrimonio del abuelo Gyumao mermó de tal manera que mamá tuvo que lavar y planchar ropa ajena,hacer pasteles,plantar y cultivar nabos y patatas para vender en el mercado....Todo eso porque perdí mi empleo en la corporación Cápsula,ya que soy el hermano del "de-pra-va-do de ínfima clase que enloqueció al hijo de la señora".La Universidad paga poco,ya sabe usted:es un asunto más de prestigio que de dinero.
Mi padre....Lamento decirlo,pero no es hombre que haya sido hecho para el trabajo en un sentido convencional.Él permanece como siempre,y sería capaz de dar su vida nuevamente por la felicidad de quien sea,pero no le pida usted que coja un instrumento de trabajo,ya sea de labranza,de oficina o de taller,porque sencillamente no lo hará.
Y no lo hará porque,como Usted,no puede.Mi padre es un guerrero.
Los tiempos de paz por los que ha luchado siempre son,paradójicamente,los tiempos en los que alguien como él no es necesario.
Yo he caído víctima de una especie de aburguesamiento:me he casado.
Con aquella muchacha rica,la hija del campeón de papel,para inmensa alegría de mi madre.Mi padre lo tomó como siempre:con una sonrisa y un gesto de humilde acatamiento,casi de resignación.
Mi vida es un infierno ahora.Estoy junto a alguien a quien no amo ni deseo ni venero ni admiro;alguien que me trata como si yo fuera un burgués común y corriente.
Y yo,Piccolo san,a pesar del cincuenta por ciento de sangre humana que corre por mis venas,soy como mi padre,como usted,como mi pobre hermano(al que todos ahora execran):un guerrero.
S.G."
.....................................................................................................
"Piccolo san:
He sido padre de una criatura.,Un acontecimiento increíble para mí,ya que nunca imaginé que alguien como yo pudiera llegar a engendrar un hijo.Lo que oscurece un poco esta inesperada sorpresa es el hecho de que sea una niña.Por eso es que la he dejado un poco en manos de mis padres,y parece entenderse a las mil maravillas con ellos.
Es un alivio,ya que ello me permite estar más tiempo a solas para pensar,para escribir,para meditar.
Mi esposa ha decidido hacer su vida independientemente de nosotros,y yo no soy quién para oponerme.Estamos,pues, aún viviendo bajo el mismo techo,pero separados.

Contrariando la voluntad de mi madre,fui a visitar a Goten.Lo vi feliz.Trunks me regañó un tanto,ya que se había enterado de nuestra desastrosa condición financiera,,y me reprochó que no hubiera acudido a ellos en lugar de venderme al mejor postor,como yo siento que he hecho.
Cuando huyeron juntos Trunks depositó previamente una suma de dinero que les permitiría vivir cómodamente hasta poder colocarse en algún empleo.Nunca más ha visto a sus padres,ni sabido de ellos.(Yo he oído decir que están separados...Finalmente,ha triunfado la lógica:el agua y el aceite no pueden sobrevivir en el mismo cubo,...en el mismo recipiente:,sobre todo si ese cubo decanta constantemente una considerable dosis de mugre ,reproches y amargura).
Trunks y Goten poseen y regentean ahora un precioso hotelito de montaña,,exquisitamente decorado,y se ven enormemente felices.
Supe con placer que el señor Krillin y su esposa e hijita suelen visitarlos...y me alegré muchísimo.
Un a hermosa tarde ,durante mi estadía,,aconteció que llegaron inesperadamente para quedarse por unos días,y hube de contenerme para no llorar al ver a las dos parejas felices intercambiando saludos y abrazos con afecto sincero.
Entonces me inventé ...me construí el edificio de un sueño para seguir viviendo.Un sueño que tenía como puerta la alegría de los otros,y como ventana mis ojos que miraban desesperadamente al cielo y veían flamear la blancura infinita del extremo de su capa,rampante como un dragónde heráldica,y victoriosa en el viento:victoriosa aun en la derrota,Nunca humillada,y gloriosa siempre.
Era usted en el cielo azul de fines de Octubre,,entre un aletear de mariposas y el canto de los pájaros que callaban para no molestarle en sus meditaciones.Era el rumor de una cascada cercana,y las flores de cerezo cayendo como lluvia de tibia sangre sobre un desierto esmeralda.
Y de pronto fue su voz,Piccolo san,,la voz del espíritu de la tierra,tronando en la lejanía como una tormenta que se avecinaba.
Abrí los brazos,y me dejé caer boca abajo sobre el prado todavía húmedo,fingiendo en mi imaginación que era su pecho,con los brazos en cruz,temblando de ansia,,de dolor,de angustia....Y la calma sobrevino cuando me quedé dormido,sin soñar,...porque mi único sueño(Usted) estaba y está constantemente vivo en la interminable viglia de mis noches y de mis días.
Cuando volví en mí del embeleso que despertaban en mi sangre la humedad de la hierba y ese olor que siempre ha sido suyo,más la voz de la ya vecina tormenta,me cubrí el rostro con ambas manos.
Y lloré.
Como siempre,
SG""
....................................................................................................
Los riscos coronaban la oquedad de una lóbrega noche sin final.
La figura emblemática del vigilante eterno se movió un poco hacia la entrada del antro,en la que dos rocas gemelas sostenían el portalón de hierro,aquel por el cual no debe regresar jamás quien lo ha atravesado ya una vez.
En torno del portalón,junto al pedestal de piedra negra que servía de apostadero al vigilante eterno,había un sinnúmero de trozos de papel amarillento.Tan numerosos eran,que habría sido imposible contarlos sin emplear en ello muchos días....tal vez,años.
El vigilante eterno,impertérrito,alzó la soberbia cabeza mirando hacia la oscuridad permanente que lo circundaba.Una sola antorcha invertida hacía las veces de sol,luna y estrellas en aquella noche sin principio ni final.
-Es mejor así-se dijo-Cada quien que vuelva adonde pertenece.
Suspiró,y caminó hacia unas enormes piedras que servían de bancos junto a un lago rojo oscuro del que emanaba un vaho mefítico,denso como una humareda,tristemente gris.
Tomó asiento.En la mano sostenía uno de los tantos papeles amarillentos que un momento antes se había inclinado a recoger.
-Y no creas que no las he leído,mocoso de porra-masculló,tragándose un recuerdo hecho lágrima-Si crees eso,es que no me conoces.Y sé que tú me conoces muy bien.
Releyó las líneas garrapateadas con mano nerviosa,febril.Entrecerró los ojos.La hermosura de una piel de marfil,la boca de melocotón,los ojos de cristal negro estaban todavía allí,en su colección interminable de memorias.
-Eres un caso perdido,Gohan-sonrió débilmente-Por eso te aferraste tanto a mí,que ni siquiera nombre tengo,puesto que lo he olvidado.

Tras una larga pausa que pareció durar por siglos,se puso de pie.
-Gohan!!!!-gritó,con toda su voz y toda su sangre -Gohan!!Puedes por ventura oír mi voz?!

Del otro lado del límite que no debe ser cruzado,del otro lado del término sellado por las leyes del infinito universo,un hombre que acaso frisaba ya los cuarenta años,sentado sobre la hierba,con la espalda apoyada en el tronco de un ciruelo apenas florecido,fumaba lentamente,mirando las nubes,en tanto las páginas del libro abierto que tenía en sus rodillas pasaban una tras otra,volteadas por los dedos del viento.
El hombre se irguió de un salto.Temblando ,sintió el temor reverencial y el amor desmesurado a un solo tiempo recorrer sus venas y calar sus huesos.
("Veinte años hoy!")
-Piccolo-san!!!!!!!!!!!!!!!!!-gritó,con todos sus pulmones rompiéndose en la voz,y el eco que celosamente encerraban las montañas le devolvió su grito.
-Enano,creí que te habías vuelto sordo repentinamente.
(Cínico,distante,helado,oscuro.....pero suyo....suyo,y sólo suyo!!!)
-Piccolo-san.....no...no se vaya...-el hombre recorrió a gatas el prado que empezaba a secarse gracias a la llegada el otoño-Piccolo-san.....por favor....deje que ..lo vea.....Sé que es usted,no puede ser otro.
-No hay otro como yo,de eso puedes estar absolutamente seguro,mocoso.
Las lágrimas humedecieron la tierra reseca,y los puños golpearon las piedras,con dolor,con rabia,con furia....con todas las heridas del amor frustrado ,un amor que rezumaba en la sangre que brotaba de los nudillos cada vez que golpeaba las rocas.
-Piccolo san!Le pido,le exijo....que me permita verlo...una vez más,una sola vez!
Silencio.
-PICCOLO SAMA!!!!
Tras otra interminable ola de silencio que arrastró consigo todos los años vividos en vano,la voz grave,reposada,suavemente cínica finalmente respondió:
-Lo que pides es imposible.En el sitio en donde estoy,no se permiten visitas....salvo contadísimas excepciones.Este es el hogar de los muertos,Gohan.
El cuerpo del hombre se contrajo en un espasmo de dolor indescriptible:
-Usted está....está...?
-Muerto,sí,Gohan.
-Pero...cómo?Cómo es que nadie lo ha traído de nuevo entre los vivos?Por qué mi padre nunca me lo dijo?
-Porque nunca lo supo hasta que él mismo me vio aquí,con sus propios ojos.
Gohan sintió nacer en su pecho una débil,humildísima esperanza:
-Está mi padre allí?Puedo...hablarle por un instante?
Una casi siniestra risotada fue la respuesta.
-Enano!!!Tu padre está con los héroes que dieron su vida para salvar universos,mundos,planetas!!!!Este sitio es el infierno!!!

-No...no....no es...posib le....no....

No podía concebirlo.No lograba imaginar cómo alguien que había salvado su vida,y tantas otras vidas un sinnúmero de veces,hubiera podido ser condenado.
Quiso correr al mundo de los muertos a abofetear personalmente a Yemma Kaio Sama..a escupirle la cara...Cómo se atrevía!!No sabía acaso que ese Namekuseijin sin nombre se había entregado al sacrificio, no sólo por él,sino por el mundo entero?
-Antes de que se te ocurra cometer alguna de las tonterías que los humanos suelen llevar a cabo,te diré que fue por elección propia.
Un baño de agua helada no hubiera surtido el mismo efecto en Gohan,quien era ahora una masa de lágrimas y mocos,y mordía sus propios nudillos sangrantes,no hallando una explicación para comprender aquellas terribles palabras.
Elección propia!!Ello significaba que Piccolo había elegido libremente ir al infierno!
-El gordo que cuida las puertas me mandó primeramente al paraíso.Sitio aburrido si los hay,muy parecido a Namekusei....con la diferencia de que,a cada instante,mis sensibles oídos eran heridos por los cánticos de alegría de los otros "habitantes" de tan "delicioso prado".
La sorna....la burla velada.....Gohan sentía que aquel era el Piccolo que viera por vez primera en el lago ....en el mismo lago que ahora se hallaba a metros de sus ojos.
-Entonces me cansé,y pedí ser arrojado al abismo.DEspués de todo,Gohan,yo soy y seré siempre el hijo de Piccolo Daimakou...o su re encarnación,para ser más exactos.Digamos que no cuajaba en el paraíso.
Gohan puso su oreja sobre la desnuda tierra mechada de rocas filosas,y se apretó contra ella.
Podía percibir las vibraciones de un inconmensurable ki,no pudiendo identificar si era maligno o benigno...Quizás fuera ambos.
Quizás Piccolo era realmente aquel Abraxas sobre el cual había leído y meditado tanto.
-Así que,tras mucho regatear,logré convencer al gordo para que me devolviera a mi habitat natural.Así de simple.
Una pregunta terrible se imponía:
-Cuando ...cuando yo muera...Piccolo sama......podré-....?
-Ni lo sueñes!Tú tienes ya destinado un sitio de honor junto a tu padre y los demás héroes,en el cielo regido por Marte y los dragones de oro.
Entones fue cuando Gohan lo comprendió todo.
Piccolo hizo lo que hizo para ahorrarle la deshonra y la vergüenza.
-Yo tomé una flor delicada y me serví de ella en todos los sentidos-prosiguó el Namekuseijin,implacable,como siempre-Me abusé de la miel ,de las rosas,de la infinita pureza de un espíritu elegido.Qué otra cosa me quedaba,sino aspirar al castigo eterno?
Gohan resolvió jugarse una última carta:
-El amor incondicional lo justifica todo!!!Y yo lo ofrezco a cambio!!!
Se puso de pie de un salto,y gritó,con toda la fuerza de la brutal energía heredada de su padre:
-Yemma Kaio.....Kaiosama....o quien quiera que seas.!!!!!!!Te conjuro que establezcas de antemano mi condena....y te conjuro en nombre del amor incondicional!!!
La risa del Namekuseijin apagó su desesperado grito:
-No me hagas reír,mocoso!!!Acaso renunciarás a estar con tu padre,con tu hermano,tus amigos.....?
-Sí!!Renuncio!-le interrumpió vivamente Gohan.
-No sabes lo que dices,niño tonto!!!Estas son las tinieblas,estas son las sombras que no tienen ni principio ni fin!Aquí no hay respiro,no hay descanso,no hay solaz alguno:guardo las puertas como un esbirro que nunca duerme,para que la horda de bellacos que sufren y gimen tras los portales no puedan cruzar jamás los hierros que los circundan.Ése es mi trabajo aquí.
-Pues seremos dos a llevarlo a cabo!
Piccolo se carcajeó como nunca .
-Estás loco de remate!!!!
De pronto la risa que le congelaba la sangre cesó,súbitamente,y la voz tornóse más suave,menos dura.El tono era casi compasivo.
"Casi de autocompasión",pensó Gohan,quien fue muy lentamente recuperando la facultad de discernir.
-Gohan....Si quieres saberlo,lo diré una sola vez,y luego mi silencio vendrá..porque es inexorable que así sea.-el suspiro fue más poderoso que el viento que ahora arrastraba las piedras y los lentiscos,las pequeñas rocas y los tristes cadáveres de hojas.
Piccolo prosiguió:
-Fuiste el único en el universo que significó algo para mí.Tú eras...tú eres mi universo,Gohan.Tú eres el antes,el después ,el ahora y la eternidad de este guerrero sin nombre,de este pobre infeliz innominado..Y no sólo porque me diste generosamente aquellas primicias,el bálsamo puro de tu perfume inocente,y el dulzor de algo totalmente desconocido para mí,que se llama "territorio de la ternura"....No sólo por eso,sino porque yo,quienquiera que sea,también lo quise.Yo sentía como te debatías entre eso que llaman " amor" y el miedo...y hube de apaciguar tu temor de una manera subrepticia,casi sin ser notado.
Pero yo lo quise.Lo elegí,Gohan.Te elegí,tal y como tú me elegiste a mí.
Un nuevo suspiro conmovió el valle,y la tormenta oscura empezó a bramar sobre la cabeza del hombre,que,sin embargo,no quería abandonar el abrazo invisible.
("Pajarita de papel/Águila de los niños"...Alguna vez le había hecho una cometa....alguna vez le había dicho que él,como las cometas,también podía volar,y llegar lejos,muy lejos...)
-Sábelo siempre,Gohan.Y,si puedes,no lo olvides.Ahora...Adiós,Gohan.
("Niño....mi niño........mi mocoso".....Estas últimas palabras murieron en su garganta,pues jamás fueron dichas.Tal vez no eran dignas de un guerrero...Tal vez.....eran demasiado dolorosas aun en el mismo infierno).

Gohan se hundió en el viento.Abrazó la tormenta.
Se entregó a la lluvia porque ya no tenía más lágrimas.

Corrió.Corrió hasta quedar exhausto,y vio una tenue luz en el atardecer neblinoso y húmedo.
En una choza humilde,casi paupérrima,unos niños jugaban con barquitos de papel.
Los papeles amarillos eran las cartas ....sus cartas....
Las manos puras de los niños les habían devuelto la inocencia.
...............................................................................................
Piccolo volteó la espalda.La antorcha invertida tembló,cuando dijo:
-Demasiado honor....demasiado para quien no es ni Piccolo,ni Kamisama....sino un humilde y viejo guerrero que hace tiempo ya olvidó su nombre.
Dicho esto,se encogió de hombros,y,tal vez sonriendo,atravesó el portalón por última vez.


FIN de "CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE".






Publicar un comentario