Escritos,historias y locuras.

lunes, 28 de noviembre de 2016

UN INVIERNO EN NAGANO:PARTE VIII(EPÍLOGO)


UN INVIERNO EN NAGANO


PARTE VIII (EPÍLOGO)

[Nagano , 1ro. de Enero , 2057]
Cincuenta y cuatro años ya que duermo noche a noche con tu recuerdo.
["Caballero solitario de la luna creciente , progenie del Rey Lagarto , llamarada púrpura que no se extingue ...hay noche eterna en tus ojos , y vacío en los míos..."]
Cincuenta y cuatro años hace ya.
Y tu pájaro-profeta no ha faltado un solo día.
Pero ayer [qué extraño!...] , en el último atardecer de otro año triste que se iba , la rama quedó desierta , y los mendrugos en mi mano no tuvieron destino.
Aunque hace tiempo ya que las letras de tu humilde lápida han empezado a borrarse , [tiempo durante el cual he visto irse a tantos... tantos amigos!...] , el pájaro-mensajero siempre ha estado allí ...como las flores de cerezo y las tres gotas de sake , cada 25 de Marzo.
Si me vieras , alma mía , si me vieras! Qué poco queda ya de tu Kyo-chan!
En cambio , tú...
Tú estarás siempre joven , como tu pájaro-poeta , como ese pájaro que me ha prestado el don de la poesía , para escribir tu nombre aun sin nombrarlo , en cientos , en miles de perdidos versos.
[Sin embargo , todavía no te he escrito mi mejor poema...]
Hace frío... Se aproxima la noche...
Sabes,mi alma?... Ahora me cuesta andar. Mi cuerpo viejo rezonga , aterido , y extraña aquella agilidad prodigiosa que hizo nacer en él , alguna vez , las llamaradas del Sol... tan sólo para ofrecérselas a tu oscuridad bañada en Luna.
Tomo lápiz y papel , me siento en el escabel , junto a TU ventana , y a los restos de la gastada piel de oso...
Las almendras tostadas perfuman el silencio cálido de este anochecer de invierno.
Como en aquella tarde lejana , y hoy ya irremediablemente perdida.
De pronto...Un leve ruido...
("Qué , qué?..."]
Ah , el pájaro!...
["Pero... qué es lo que quiere decirme?... Por qué aletea en la noche como llamándome fuera?..."]
Hay huellas de pasos en la nieve.
Y creo reconocerlas.
[" Iori ???!!!"...]
......................................................................................................................................................................................

(Lo encontraron muerto de frío en una luminosa mañana de Enero.
Nadie lo vio jamás morir sobre la única losa que guardaba los restos de su alma.
El pájaro voló.
Y el cielo triste lo vio desaparecer para siempre , con un secreto escondido entre sus alas.)







(FIN DE "UN INVIERNO EN NAGANO-NAGANO NO FUYU")

Publicar un comentario