Escritos,historias y locuras.

lunes, 14 de noviembre de 2016

SEIS POEMAS ENTRE EL ALBA Y EL OCASO


                                                                             I

POEMA AL VIEJO CAFÉ



POEMA AL VIEJO CAFÉ
Tarde de invierno.
En tanto llueve,el humo escribe el último trazo de una sola palabra.
Una única palabra.
Las sombras de la noche no están lejos.
Negras.O grises.Lo mismo da.
El naipe viene y va.Y los dados.
Un dominó de soledad desgrana su escalera.
Y el regusto de una caña que insolente se pelea
Con el café,eterno,oscuro como una pena
Callada,inconfesable,quieta.
Este es el mismo bar.Pero sin nada.
Quedó desnudo,cara al viento,oliendo a tiempo
Oliendo a río,que es como decir eternidad.
¿Es este el mismo bar?
Mirando hacia la calle
No reconoce el paso del carrero,
Ni al portuario voraz de alcohol y olvido,
Ni al poeta perdido.Ni al bohemio incurable,
Ni al casual parroquiano.Ni al mendigo.
¿Es este el mismo bar?
¿O se ha trocado el tiempo en infinito?
...........................................................................................
                                                            II

A LOS AUSENTES

Cuando un jirón de luna se deshace en la noche
Las sombras que desfilan ya no vuelven jamás.
Poetas con el turbio licor de unos versos,
Y un bohemio que tose su amor de boulevard.
Cuando la noche gira,y camina hacia el día
Las voces que están quietas regresan del abismo,
Del abismo en que yace la memoria perdida,
Y en el alba repiten algún canto.Es lo mismo
Que un trozo de cristal que se ha tornado espuma,
Soñando con un mar que está solo y muy lejos.
Los frutos de la noche se apartan del camino,
Y un perfume ignorado se evapora en el tiempo

Publicar un comentario