Escritos,historias y locuras.

martes, 29 de noviembre de 2016

CRÓNICAS ENTRE EL SUEÑO Y LA VIGILIA:ÚLTIMO CAPÍTULO


CRÓNICAS ENTRE EL SUEÑO Y LA VIGILIA:

ÚLTIMO CAPÍTULO


(La Huida / La Batalla al Amanecer.)
Verner me señala una suerte de agujero octogonal, del cual surge una luz entre blanquecina y violácea.
-Este será el mejor sitio para ustedes, creo yo.-murmura-El basural sería demasiado lóbrego.
Asiento,y me dispongo a entrar en mi cápsula del tiempo.
-Naaman tiene problema,Rajendra también-dice el negro a mis espaldas,señalando al hindú,quien indudablemente es mudo-El hombre grande no quiere venir con nosotros.-me apunta con su largo,enorme dedo índice-Lo quiere a usted,Trunks-sama.
Me vuelvo,y observo que él está semidormido,a medio vestir,y que aún se defiende vigorosamente de los dos pares de manos que intentan sujetarlo para poder llevar a cabo su tarea.
Sin pensarlo dos veces,me acerco,y casi ordeno:
-Suéltenlo.
Queda en pie, tambaleante, y me tiende su brazo.
Hay una especie de secreta ternura en el gesto de aquel que enseguida va a morir por mi mano.
Me acerco y termino de vestirlo en un santiamén, ya que no opone resistencia. Es más: se apoya en mi hombro, y suspira hondamente.
-Tranquilo.
Mi voz suena increíblemente suave.
("Es que eres un sodomita...qué va!..un marica de nacimiento!")
("Basta ya,padre!!!")
(Es otra vez esa maldita voz interna,la ríspida,ronca voz del viejo,repiqueteando como un sonsonete absurdo,machacando mi cerebro!)
Debo olvidarlo,debo dejarlo atrás...Debo sepultar en el lodo del olvido más profundo esa voz aguardentosa,terrible....La raíz de mi desgracia.
Entonces procedo.Arrastro al infeliz conmigo,al interior de la cápsula.
Antes de partir,soportando todavía la mirada burlona de Verner y del insufrible Kobayashi,Naaman me pone disimuladamente un papel plegado en cuatro,como un sobre improvisado,en el bolsillo de mi chaqueta.
-Verdad que Naaman y Rajendra cuentan por escrito-murmura,muy quedo-Rajendra no tiene lengua.Pero sabe escribir.
Inclino la cabeza a guisa de saludo.Debo evitar que la inmensa pena por estos dos desgraciados me sacuda y me congele.
La carta de Rajendra y Naaman:
"Ellos" no son,ellos fueron.Hace tiempo ya que sus cerebros yacen hibernados en el Domo central,junto a los cerebros de lo que llaman el Gobierno.Muertos los cuerpos,sobrevivientes los cerebros,desarrollaron un sistema de hologramas sólidos que imita los cuerpos,las cosas,los alimentos,las situaciones....".Ellos",literalmente,NO EXISTEN en el sentido tradicional del verbo.Sólo nosotros,los miembros de la población esclava,los que caímos por agujeros negros,los que quedamos tras los siete Apocalipsis que esta Tierra que los hombres verdaderos solían habitar,sufrió y soportó sacudiéndose desde las entrañas hasta la superficie,somos seres "reales",de carne y hueso,nervios,sangre,dolor y alma.
Lleve esta nota consigo,siempre.Huya de los tiempos superpuestos.Huya de los sueños enfermos,del rigor de la vigilia,del límite interpuesto entre ambas. Huya. Vuelva a ser Vd.mismo. Mate,si debe hacerlo,con toda la piedad que el caso requiere.Él ya no sabe quién fue:no podrá hacerle daño.Aunque recupere la plenitud de su fuerza,que es aún mucha,desconoce no sólo quién es,sino QUÉ ES.La palabra clave puede ser pronunciada,y tal vez cause algún efecto.Inténtelo....y...buena suerte.
Y un último favor:jamás hable al mundo alterno de nosotros.A nada,a nadie....Ni siquiera cometa la locura de recordarnos a solas.
Adiós.
Por la vida."

La sangre no circula:se me ha tornado hielo.En la soledad,ahora compartida,de mi cápsula de tiempo,en tanto ajusto las coordenadas para llegar al "Campo de batalla",mi mente herida choca una y otra vez con la muralla del sin sentido.
Llegamos en una milésima de segundo,y noto que no es hacia delante,sino hacia atrás.La aguja temblorosa del espiral se mueve en dirección inversa.
La portezuela se abre,y advierto que mi compañero me sigue,apoyándose en mí,y su jadeo contenido me avisa que la gravedad en este sitio es aún mayor que la de muchos planetas que yo haya podido visitar.Mayor aún que la del extinto mundo de mi padre.
Pero el terreno se le parece.Y cómo! El cielo es rojo violáceo,las altas torres de piedra natural parecen surgir de un anillo de fuego perpetuo.Hay dos soles abrasadores.Y,por supuesto,no hay ni luna ni estrellas.
Es un cielo falso,de utilería,un telón horripilante que nos cubre y nos envuelve por los cuatro costados,ya que el suelo parece estar sobre una base no esférica,sino plana.
Hay una llanura inconmensurable,y hasta un océano de aguas amargas,grises,rezumando una espuma blanquecina y espesa como la saliva de un gigante dormido.
Antes de conducir a mi víctima hacia esa llanura lúgubre y amarronada,le arranco del brazo izquierdo la aguja que suministra los supresores de ki.
Y espero.
Retrocede,arrastrando su pierna izquierda,sin darme la espalda.Y sonríe.
Entonces se eleva apenas unos cinco o seis centímetros por sobre el suelo,abre los brazos,y echa la cabeza hacia atrás.
Abre la boca,intentando articular un nombre,una palabra.....un sonido que no sale de sus cuerdas vocales ateridas y casi paralizadas.
Yo noto,por mi parte,y con el consabido horror que este detalle conlleva,que el hecho de elevarse es como un juego de niños para él...en tanto que para mí es casi imposible!
No atina a pronunciar el nombre.Entonces avanzo,blandiendo una espada que de antemano sé que será inútil.
Con él voy a matar la fiebre,el miedo,el terror y el deleite.Con él voy a matar el último de mis terribles pecados.Será,sin duda,mi crimen,el mío propio,no el de otro(como tantas veces he tenido que asumirlo!),aquel por el cual tendré que rendir cuentas algún día.
Un aura verdosa,densa,rodea al cuerpo colosal que ahora resplandece frente a mí,a despecho de su mitad paralizada.Su cabello se alza en picos rebeldes,refulgiendo con una luz verde y oro bajo la cruda voracidad del sol que aún está encendido...
El otro se ha apagado....
Es el atardecer o el amanecer en este falso y monstruoso mundo plano,inexistente,fuera del tiempo,en esta dimensión no ya paralela,sino,tal vez,perpendicular.
("Pero...por qué demonios no me ataca?")
Con esa aura podría,apenas tocándome,arrojarme fuera de este mundo y aun de todos los mundos posibles.
Pero no:él está allí,pupilas vacías,pelo verdoso y oro,cuerpo gigantesco y palpitante,en su parapeto áureo,en su cápsula azulada y densa,sonriendo,moviendo la boca de la que surgen,medio ahogados, gemidos incoherentes que pugnan por pronunciar una palabra.
Un nombre.
No puede.("O no quiere?")
Entonces ataco yo:corro deslizándome apenas sobre el suelo pedregoso que hiere mis carnes, aún a través de mis pesadas botas,con el fuego que exhala la reverberación del sol ficticio,y grito:
-No puedes decirlo,cierto? Entonces....lo diré yo!

Articulo la primera sílaba....salto....propino un golpe con mi rodilla doblada justo en el centro de su estómago;un golpe que yo sé muy bien que es nada más que el pobre manotazo de un ahogado.
Mis músculos se hinchan,y me veo a mí mismo como una réplica suya en miniatura.Mi cabellos se erizan...
("Ni yo mismo lo comprendo!")

Él sólo sonríe.

Termino de articular los sonidos de aquella palabra,de aquel nombre prohibido,odiado,amado, deseado y aborrecido.

Entonces explota.
("Ahora será.Ahora es el momento de matarme,si quiere....Ahora...ahora...")
No.
No lo hace.Simplemente se eleva más,casi hasta ponerse al alcance de mis ojos(estamos peligrosamente cerca;quizá demasiado cerca),y me envuelve en su aura azul verdosa.
Un calor insólito dilata mis músculos;mi sangre hierve,mi corazón bombea a un ritmo vertiginoso...La espada cae de mi mano,y sólo atino a dar un golpe que se estrella inútilmente contra su pecho.
Entonces me abraza.Me abraza como para quebrarme la espina dorsal...como suele(o solía) hacer, para gozar con el sacrificio lento de sus víctimas...
Sin embargo...No percibo odio ni rencor alguno en ese abrazo.Sólo una necesidad extrema de "ser con",de "existir con";solamente el intento de vencer,de batir definitivamente a su propia soledad.
Puedo percibir que me transmite algo;que me transfiere una extraña pero primordial energía(que ha de ser la propia original de la raza que compartimos a medias).Y experimento dolor,placer,odio,rencor,ansiedad,angustia,deseo,soledad,abandono, desolación...Y miedo.
Sí.
Miedo.
-Am...ig...o....-musita,con la voz enronquecida aún más por el daño sufrido durante sus pasados días en cautiverio-N-om-bre?
("Quiere conocer mi nombre! Por qué?")
No miento:
-Trunks,hijo de Vegeta.
Entrecierra los ojos,como rememorando.
("Ahora vendrá la muerte",pienso,pues el nombre de mi padre,y aún más,el de mi abuelo,su homónimo, ha figurado siempre entre los más odiados en todos los posibles e imposibles universos.)
("Diantre,pero si también es tu nombre verdadero...imbécil!")

-Yo....no ....nom...bre...-dice,y ahora sí que estoy segurísimo de que no lo recuerda,de que no SE recuerda ni me recuerda en absoluto.
Pero no puedo dejarlo así.No.Me sostiene en el aire,pendulando como una marioneta absurda,sin hacerme daño alguno.
("Sí...Este maldito planea un ataque kamikaze...Va a explotar junto contigo,idiota!!!)
Entonces...Acabemos de una vez.A todo o nada.Sea lo que sea.
-Tu nombre es.....
Estrecha el abrazo,y las lágrimas corren por sus mejillas.Son lágrimas nacidas de ojos sin pupilas, pero ardientes como la hoguera de infinita amargura que las engendró.
-N...no....No nom......bre.....
-Tu nombre es....
("Sí,sí...Acabemos ya.....Basta....basta ya,basta!")
Hincha su pecho como un colosal fuelle jadeante,y grita,con voz estentórea,arrojándome lejos pero sin la intención de herirme,aquella palabra capaz de desatar toda la furia atroz de su torturado universo personal.
Caigo de espaldas,pero atino a levantarme rápidamente,para asistir al tremendo espectáculo que enseguida se ofrece ante mis ojos,que,impávidos,no atinan ni a cerrarse.
Otra vez aquel nombre...Una,y otra vez...
Y otra...Y otra....
("No va a explotar.Todo lo contrario.Este individuo va a llevar a cabo la acción inversa.")
Va a provocarse a sí mismo una implosión.
El irresistible poder de un ki gigantesco corre de fuera adentro,desde el aura densa,penetrando por cada poro de su piel,por cada orificio de su cuerpo.Boca,ojos,narices....todo en él recibe un magma azul verdoso que revienta,con un estruendoso grito,una tras otra, todas y cada una de sus células monstruosamente hipertrofiadas.


(Al Epílogo...............)

Publicar un comentario