miércoles, 30 de noviembre de 2016

CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE:CAPÍTULO III:"LA LLUVIA Y UN AROMA DE CASTAÑAS"

CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE

CAPÍTULO III:LA LLUVIA Y UN AROMA DE CASTAÑAS




Dos horas más tarde,en tanto la lluvia deshilvanaba una danza en las hojas y en las copas de los árboles,una danza cuya música era la canción de los cuatro vientos en un coro de nubes grises y azul turquí,la cueva se había inundado por el aroma de las castañas asadas que Gohan había puesto sobre el fuego.Un fuego lento y cálido,salido de un simple trozo de madera seca y de un imparable  haz de luz violeta:el de los ojos de Piccolo.
("Usted no me dijo que usaría sus ojos!")
("Tampoco te dije que NO los usaría,mocoso de porra!")
Gohan sonrió al compás del lejanísimo recuerdo.Piccolo estaba inmóvil,cruzado de brazos,levitando en la lluvia,a la entrada de la cueva.
-Señor Piccolo-se atrevió a decir,con una voz suave-Sé que usted no come....pero,.por favor,venga a experimentar el aroma de estas castañas que he cogido casi por casualidad.
("No las has cogido casi por casualidad.Fui yo quien te las di.Exactamente como aquellas manzanas...")
Piccolo volvió la cabeza para mirarlo.
Gohan era ya casi un hombre,pero él quería ver de nuevo al niño...
("Tan sólo soy un viejo obstinado y cansado",se dijo,"Él es ya un hombre,,,,un adulto..con pasiones y necesidades de hombre....")
Gohan,sin embargo,conservaba intacta su inocencia.Jamás había tocado a muchacho o a mujer alguna....salvo para tomar su mano en un gesto que siempre era más de sincera amistad que de ota cosa.Ni siquiera había besado a nadie,salvo a su madre,y ello sólo cuando era más joven.Ahora,como era(tal vez muy a pesar suyo) "el hombre de la casa",y las finanzas de la familia habían caído en un peligroso declive,trabajaba la mitad del día,dedicando la otra mitad al estudio y al entrenamiento en solitario....cuando no se ocupabe él mismo en ayudar a Goten con el suyo.
Pero Goten era ya casi  un adolescente.....y las más de las veces escapaba sin rumbo fijo....A veces.con Trunks....Otras,a una misteriosa casita situada en lo más recóndito de  ese mismo bosque....
Gohan jamás le había preguntado nada.Ni pensaba hacerlo.Era un  muchacho de suyo muy reservado,y sabía muy bien que el extrovertido Goten terminaría narrándole sus aventuras,por supuesto convenientemente aderezadas con situaciones y encuentros increíbles,como pterodáctilos rosa,megaterios púrpura a lunares rojos,y cosas por el estilo.
Piccolo descendió suavemente,se puso de pie,y entró a la cueva,aspirando el  exquisito aroma.
-No es que yo no pueda comer,Gohan.Es que no lo necesito.De hecho,cuando necesitaba crecer ráipidamente para enfrentar a tu padre,comí carne y pescado,que yo mismo cacé y pesqué...
-Es cierto eso?
Piccolo asintió,y tomó una de las castañas doradas.Miró a Gohan sin que su mirada fuera advertida,y vio los hilos tostados de oro y marrón,los mismos,brillantes,bellísimos,que podía contemplar a su gusto en los ojos del muchacho.

CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE:CAPITULO II:"EL CRUCE"

CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE

CAPÍTULO II: EL CRUCE


Con sus ojos de un pardo intenso se atrevió a otear el horizonte.Olía a tierra húmeda,a mixtura de hierbas,a flores distantes.
-Lloverá-dijo Piccolo-Puedo oir el rumor de las gotas cayendo a lo lejos.
Hizo una pausa,y luego añadió,sin volverse a mirarlo:
-Será mejor que regreses a la casa,si no quieres mojarte.
-No me importa.
La respuesta del joven vino casi al unísono.
-Acaso quieres entrenar?Qué podría enseñarte yo,que tú ya no sepas?
ERa cierto.Gohan se habia convertido en el guerrero más fuerte del universo tras la muerte,tras el suicidio heroico de su padre,y no existía dentro ni fuera de la Tierra quien pudiera sostenerle una lucha de igual a igual,una pelea mano a mano.
-Nunca está de más -dijo,sin embago,humildemente-Quién mejor que usted,que me conoce más que yo mismo?
Piccolo se volvió.Gohan paseó sus ojos de jaspe brillante a lo largo de la imponente figura esmeralda,envuelta en aquella capa que le daba un aire señorial que no había visto jamás en guerrero alguno,....ni siquiera en el orgulloso Vegeeta.
"Él es un dios,no un ser humano",se dijo,"No es un brutal Saiyajin sujeto a bajas pasiones y a irrefrenables instintos.Él es como un espíritu.Como una fuerza imparable...."
Piccolo se despojó de la capa y el turbante,y Gohan tembló hasta los tuétanos.
La piel de su rostro era más tersa que los pétalos de las rosas de mayo.No había rosas verdes,pero,en aquel momento,Gohan pensó por un instante que sería maravilloso que las hubiera.
-Cuando quieras-dijo el Namekuseijin,separando un poco sus larguísimas piernas y apretando los puños,en tanto sonreía con su habitual sarcasmo,enseñando los colmillos que eran el último recuerdo atávico de la otrora célebre brutalidad de su raza.
Gohan se tiró a fondo,y no pudo creer en su propia sorpresa cuando una brillante onda de ki de color indefinido lo paró en seco.
-No es fácil quebrar a este viejo guerrero,muchacho!
Gohan se sintió herido en su pundonor.Saltó de nuevo,y asió a su oponente por el cuello,arrojándole lejos,en la misma dirección del viento.
Luego se irguió victorioso,y preparó el movimento que su mismo rival y maestro alguna vez le enseñara.
Con los brazos en cruz sobre su cabeza,un haz de luminosidad capaz de dejar ciegas a todas las águilas que habitaban en las rocas salió disparado sin piedad ,pero también sin rencor.
Fue en una trillonésima de segundo.Otro haz de luz cruzado en el aire cortó la técnica y la envió contra unas rocas desiertas.Gohan controló su estado de furia latente(furia?por qué esa furia..por qué toda esa rabia dirigida en su movimiento final)?),y sus cabellos volvieron al negro intenso de noche.Su respiración no se había alterado en lo más mínimo.
Fue en busca de su oponente,pero no lo halló.
-Detrás de ti,Gohan-
("Soy rápido para todo",las palabras dichas hacía ya muchísimo tiempo ante aquel esbirro de Lord Slug resonaron en la parte más lejana de sus recuerdos).
El taladro de luz lo golpeó en el hombro,y el impetuoso Saiyajin cayó de bruces.
-Eso es todo,Son Gohan,hijo de Son Gokou,discípulo de los grandes Kaios?
Gohan sonrió.Involuntariamente.Alzó la mirada,y la imponente figura,en cuyo hombro izquierdo se veia sin embargo corer un hilo de púrpura,estaba frente a él.
Le tendió una mano,y Gohan pudo sentir el roce de las terribles,larguísimas uñas en su palma.
-E..-está usted bien,Piccolo-san?
-Mejor que nunca.Me has dañado,y eso me enorgullece.Eres un verdadero guerrero,y la piedad no figura ya en tu diccionario.-sonrió-Nunca ha figurado en el mío,como tú bien lo sabes.
("Piccolo san...Piccolo san.....Piccolo-sama!")
Gohan bajó los ojos,y se incorporó sin dificultad.
Piccolo aplaudió,con una mezcla de sorna y sinceros(aunque jamás confesados) admiración y orgullo.
Ls primeras gotas de lo que prometía ser un vendaval empezaron a caer.
-Hay una cueva cerca de aquí-dijo Gohan-Vamos a guarecernos...







martes, 29 de noviembre de 2016

CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE(SAGA SIETE LUNAS DEE AMARGURA):EL OTOÑO DEL GUERRERO

SAGA DE LAS SIETE LUNAS DE AMARGURA

CARTA A UN GUERRERO SIN NOMBRE

CAPITULO I: EL OTOÑO DEL GUERRERO







Era una tarde clara,algo fría.El ventanal le traía las siluetas de los árboles apenas amarillos de otoño,y un aire liviano que  rozaba los cristales entreabiertos.
Levantó  los ojos de aquella página 673 del libro de teoría matemática de Hillbert,y se llevó a la boca la taza de té,ahora casi frío.
-Madre-llamó.
.Milk entró,presurosa,con la tetera humeante,adivinando(como sólo lo hacen las madres) la razón del llamado.
Gohan no era un muchacho demasiado comunicativo:a diferencia de su padre y de su hermano menor,no disfrutaba engullendo cuanto le venía en mano;su naturaleza doble,híbrida,más pronunciada quizás por tratarse del primer híbrido de la historia entre un humano y un saiyajin,lo hacía señaladamente más sobrio en el comer y en el beber,y mucho menos demostrativo en la expresión de sus sentimientos.
No:Gohan no se parecía mucho a Gokou,y eso era,quizás ,la razón que llevaba a Milk a actuar tan sobreprotectoramente con él,descuidando a veces al pequeño Goten.
Noches enteras se había pasado ella junto a su cabecera,enjugando la frente sudorosa tras las frecuentes eclosiones de fiebre que seguían inexorablemente a cada una de las ya legendarias explosiones de su furia de humano-saiyajin.
Pero Gohan parecía indiferente a todo.Incluso a las atenciones de la "gentil señorita Videel",como Milk gustaba de llamar a la muchacha.
No había semana en la que la casita del monte Paos no fuera visitada,cuando no personalmente,por algún mandadero de marras,munido con paquetes de todo tipo,tamaño y forma.
Milk desenvolvía los paquetes encantada,ayudada por Goten,y ambos desfrutaban de las pequeñas y /o grandes cosas que la interesada muchacha enviaba al supuesto"galán de sus sueños":chocolates,ropas deportivas provenientes de las más afamadas(y costosas!) casas del ramo,perfumes(que Gohan jamás usaba),zapatos,botas,zapatillas de tennis firmadas por el flamante campeón mundial inmediatamente después  de haber obtenido su campeonato;entradas para el teatro,para el cine,o para recitales de las bandas más famosas;pasajes de avión(totalmente innecesarios..pero...qué detalle!) ,y servicios completos para cruceros románticos por los mares del Sud....
Todo era examinado por la afanosa madre,elogiado,y disfrutado,cuando ello era posible,en familia..pero sin la presencia real del principal destinatario.
Es que Gohan habitaba en su  mundo  pequeño,y, a la vez,inmensamente grande.
Un mundo en el que tan sólo había espacio para el amor de su familia,y para......
Cerró los ojos,sorbiendo el té, que sabía a naranjas agridulces(por qué  había asociado siempre este sabor con....?.
Cerró los ojos y dejó que el calor  del té limpiase los restos de dolor acumulado en su garganta.
(Cómo se hace para soñar cuando un sueño es imposible?)
.....................................................................................................................
Nada dijo.Al caer la tarde salió al jardín y oteó el horizonte.Tenía puestos los pantalones a la turca(los azules con sombras de violeta) y las babuchas,nada más...pero no sintió frío.
Unas campanadas lejanas tocaban a la oración. Las cinco de la tarde.
-Hola
Desde miríadas de kilómetros había reconocido el ki,y desde años luz sería capaz de identificar  esa voz.Una voz grave,fría,severa.
Una voz de noche, una oscuridad en la que de pronto irrumpe el viento
-Señor Piccolo!
Gohan no sabía cómo hacer para disimular su alegría.Aunque  quisiera mantenerse serio y circunspecto en una pose de pretendida indiferencia,el brillo de sus ojos lo traicionaba.
-Has crecido más de lo que pensaba.
(Entonces...pensaba en él!!!Pensaba en cómo crecería,en cómo serían sus días y sus noches....pensaba en el discípulo solitario del que fuera sombra en la niñez!Pensaba en él incluso ahora,cuando la adolescencia casi había pasado,y el efluvio inocente  de un tiempo que parecía muy lejano empezaba a disolverse en el olvido!)
-Usted está siempre igual,señor Piccolo.
Era cierto.Ello era así desde que,añares atrás, en un pasado remoto ,el ancestro oscuro del Namekuseijin  pidiera la juventud eterna.
La curiosidad de Gohan había ido creciendo con los años,Había sido,realmente,aquel Daimakou,su verdadero padre?Él,Piccolo,lo conosideraba así,o simplemente se sentía arrojado a una existencia no querida,no deseada,como un brote solitario que hubiera logrado fructificar entre miles de yemas secas,abortadas e inútiles?
Nunca se había atrevido a preguntarle,ni tampoco estaba dispuesto a hacerlo ahora.
Sabía,eso sí,que los Namekuseijin no poseen el concepto de paternidad como los humanos o los Saiyajin..y que el de maternidad les es completamente desconocido.
Lo había averiguado durante sus largas charlas con Dendeh.Curiosamente,quizás por la edad,o el tamaño,se sentía más cómodo inquiriendo al pequeño  ,convertido ahora en sucesor del gran Kamisama.
Porque aquel gran Kamisama,el del largo reinado lleno de obstáculos,no era otro que el que él mismo,Gohan,tenía ahora delante de sus ojos:se había reunido finalmente con su sombra,con su parte oscura:el Piccolo,el hijo del sombrío Daimakou..
Gohan quería invitarlo a pasar a la casa,pero sabía que  el hijo de  Namekusei amaba los espacios abiertos y las caídas de agua,los árboles de copa generosa y los páramos gris -verdosos teñidos de ocre en el otoño y de luces de oro en primavera y verano.

VÍDEO TRAILER DE "CRÓNICAS ENTRE EL SUEÑO Y LA VIILIA",POR @HTTP_GIRL_

VÍDEO TRAILER DE "CRÓNICAS ENTRE EL SUEÑO Y LA VIGILIA"
POR @HTTP_GIRL_

MÚSICA:REQUIEM FOR A DREAM,DE MANSELL,

(INTÉRPRETES : KRONOS QUARTET)

CRÓNICAS ENTRE EL SUEÑO Y LA VIGILIA:EPÍLOGO

CRÓNICAS ENTRE EL SUEÑO Y LA VIGILIA:

                                           EPÍLOGO

Me acerco al cuerpo caído,esquivando la andanada de piedrecillas volantes,aún diseminándose a través del aire enrarecido,y tosiendo en medio del humo rojizo que emana de los despojos todavía palpitantes.

Percibo todavía su ki;éste no ha desaparecido por completo.

Aún vive.

El gigante caído junto al oceáno de aguas grises y amargas ,lamido por la espuma densa,tiene los ojos fijos en el cielo de mentiras:unos ojos que,ahora negros y de pupilas imensamente dilatadas,pugnan por contemplar el verdadero cielo,ése que siempre le fuera negado.

Amanece,porque otro sol ha comenzado a encenderse;el mismo sol que había huído poco tiempo antes.
Es como un sucederse de días,noches,amaneceres y ocasos,todo en uno.
Es como un resumen de tiempo.O como una consumación.
("Bienvenido,joven,a la Era de la consumación Definitiva")
La asquerosamente meliflua voz del holográfico doctor Verner resuena una y otra vez.La aparto sacudiendo violentamente mi cabeza.Tengo los cabellos pegoteados de sudor.

Doblo una rodilla junto al coloso que agoniza dulcemente,sin violencia,sin prisa,sin deseo de abreviar el dolor(dolor que,sin duda,debe ser más que insoportable,aun para uno como él).

Me corresponde a mí,entonces,proceder a la abreviación de ese sufrimiento atroz.
-Pronto todo no será más que vacío y silencio-prometo,débilmente,inútilmente,ya que sé que apenas puede comprenderme.
En el bolsillo de mi chaqueta he guardado la caja con los ornamentos.Procedo a colocárselos,tal y como siempre los había llevado.
Después de todo,es el rito fúnebre por la muerte de un guerrero:el réquiem para una leyenda.

Todavía tiene fuerzas para aferrar mi brazo.
Y entonces acontece algo.Inexplicable,como todo lo que me ha ocurrido desde que desperté en aquella cama de hospital.Inexplicable y efímero.Pero lo siento.Lo experimento.Puedo palparlo.
Mi cuerpo absorbe una oleada de extraña energía primigenia,que se asienta en las fibras de mis músculos,y me abrasa los ojos,las manos,los pies,los muslos,el bajo vientre,el pecho...
Es quemante,es insoportable,y,a la vez,deleitable,necesaria,indispensable.
Es única.
-T...tuyo.....-murmura todavía-T..odo.....esto...es....t-tuyo.
Y me mira.Y hay algo en sus ojos al clavarse en los míos que me subleva hasta atomizar mi alma.
Suspiro ,y mentalmente trato de reunir los escombros de mi voz,para decir:
-El tiempo es el mar.Eternidad.
(Apoyo mis manos en su garganta,y oprimo suavemente.Él casi parece que sonríe.)
-El mar,la ciega inmensidad..Un pájaro al sol,la espuma,la sal....
(Me inclino y,no sé si como un nuevo Judas o como un piadoso peregrino,beso su frente helada ya,pringosa aún del sudor y el hedor de la batalla).
-El tiempo es el mar....Burori....Broly...No existe temor.
(Suspiro)
-Las piedras dirán que el día se marchó.Los ojos dirán que el tiempo pasó.
(Beso sus párpados semicerrados,y bebo la distante,salada humedad de sus últimas lágrimas).
-Pero es sólo ilusión....Burori....Broly...Sólo ilusión.
(Aprieto,hasta que la vida se le escapa gota a gota,soplo a soplo.Y yo recojo el último de ellos en mis labios,sin asco,sin miedo,sin remordimiento).
-El tiempo es el mar-alzo mis ojos al cielo que clarea,impertérrito,en tanto la espuma lame el cadáver de una leyenda-Al amanecer....
Lo contemplo por última vez.
Hecho esto,me pongo de pie,tomo mi espada,y me marcho,ya sin mirar atrás.
El tiempo es el mar.







("Adiós,Burori...")
Al amanecer.
(FIN DE "CRÓNICAS ENTRE EL SUEÑO Y LA VIGILIA")




ÍO".

CRÓNICAS ENTRE EL SUEÑO Y LA VIGILIA:ÚLTIMO CAPÍTULO


CRÓNICAS ENTRE EL SUEÑO Y LA VIGILIA:

ÚLTIMO CAPÍTULO


(La Huida / La Batalla al Amanecer.)
Verner me señala una suerte de agujero octogonal, del cual surge una luz entre blanquecina y violácea.
-Este será el mejor sitio para ustedes, creo yo.-murmura-El basural sería demasiado lóbrego.
Asiento,y me dispongo a entrar en mi cápsula del tiempo.
-Naaman tiene problema,Rajendra también-dice el negro a mis espaldas,señalando al hindú,quien indudablemente es mudo-El hombre grande no quiere venir con nosotros.-me apunta con su largo,enorme dedo índice-Lo quiere a usted,Trunks-sama.
Me vuelvo,y observo que él está semidormido,a medio vestir,y que aún se defiende vigorosamente de los dos pares de manos que intentan sujetarlo para poder llevar a cabo su tarea.
Sin pensarlo dos veces,me acerco,y casi ordeno:
-Suéltenlo.
Queda en pie, tambaleante, y me tiende su brazo.
Hay una especie de secreta ternura en el gesto de aquel que enseguida va a morir por mi mano.
Me acerco y termino de vestirlo en un santiamén, ya que no opone resistencia. Es más: se apoya en mi hombro, y suspira hondamente.
-Tranquilo.
Mi voz suena increíblemente suave.
("Es que eres un sodomita...qué va!..un marica de nacimiento!")
("Basta ya,padre!!!")
(Es otra vez esa maldita voz interna,la ríspida,ronca voz del viejo,repiqueteando como un sonsonete absurdo,machacando mi cerebro!)
Debo olvidarlo,debo dejarlo atrás...Debo sepultar en el lodo del olvido más profundo esa voz aguardentosa,terrible....La raíz de mi desgracia.
Entonces procedo.Arrastro al infeliz conmigo,al interior de la cápsula.
Antes de partir,soportando todavía la mirada burlona de Verner y del insufrible Kobayashi,Naaman me pone disimuladamente un papel plegado en cuatro,como un sobre improvisado,en el bolsillo de mi chaqueta.
-Verdad que Naaman y Rajendra cuentan por escrito-murmura,muy quedo-Rajendra no tiene lengua.Pero sabe escribir.
Inclino la cabeza a guisa de saludo.Debo evitar que la inmensa pena por estos dos desgraciados me sacuda y me congele.
La carta de Rajendra y Naaman:
"Ellos" no son,ellos fueron.Hace tiempo ya que sus cerebros yacen hibernados en el Domo central,junto a los cerebros de lo que llaman el Gobierno.Muertos los cuerpos,sobrevivientes los cerebros,desarrollaron un sistema de hologramas sólidos que imita los cuerpos,las cosas,los alimentos,las situaciones....".Ellos",literalmente,NO EXISTEN en el sentido tradicional del verbo.Sólo nosotros,los miembros de la población esclava,los que caímos por agujeros negros,los que quedamos tras los siete Apocalipsis que esta Tierra que los hombres verdaderos solían habitar,sufrió y soportó sacudiéndose desde las entrañas hasta la superficie,somos seres "reales",de carne y hueso,nervios,sangre,dolor y alma.
Lleve esta nota consigo,siempre.Huya de los tiempos superpuestos.Huya de los sueños enfermos,del rigor de la vigilia,del límite interpuesto entre ambas. Huya. Vuelva a ser Vd.mismo. Mate,si debe hacerlo,con toda la piedad que el caso requiere.Él ya no sabe quién fue:no podrá hacerle daño.Aunque recupere la plenitud de su fuerza,que es aún mucha,desconoce no sólo quién es,sino QUÉ ES.La palabra clave puede ser pronunciada,y tal vez cause algún efecto.Inténtelo....y...buena suerte.
Y un último favor:jamás hable al mundo alterno de nosotros.A nada,a nadie....Ni siquiera cometa la locura de recordarnos a solas.
Adiós.
Por la vida."

La sangre no circula:se me ha tornado hielo.En la soledad,ahora compartida,de mi cápsula de tiempo,en tanto ajusto las coordenadas para llegar al "Campo de batalla",mi mente herida choca una y otra vez con la muralla del sin sentido.
Llegamos en una milésima de segundo,y noto que no es hacia delante,sino hacia atrás.La aguja temblorosa del espiral se mueve en dirección inversa.
La portezuela se abre,y advierto que mi compañero me sigue,apoyándose en mí,y su jadeo contenido me avisa que la gravedad en este sitio es aún mayor que la de muchos planetas que yo haya podido visitar.Mayor aún que la del extinto mundo de mi padre.
Pero el terreno se le parece.Y cómo! El cielo es rojo violáceo,las altas torres de piedra natural parecen surgir de un anillo de fuego perpetuo.Hay dos soles abrasadores.Y,por supuesto,no hay ni luna ni estrellas.
Es un cielo falso,de utilería,un telón horripilante que nos cubre y nos envuelve por los cuatro costados,ya que el suelo parece estar sobre una base no esférica,sino plana.
Hay una llanura inconmensurable,y hasta un océano de aguas amargas,grises,rezumando una espuma blanquecina y espesa como la saliva de un gigante dormido.
Antes de conducir a mi víctima hacia esa llanura lúgubre y amarronada,le arranco del brazo izquierdo la aguja que suministra los supresores de ki.
Y espero.
Retrocede,arrastrando su pierna izquierda,sin darme la espalda.Y sonríe.
Entonces se eleva apenas unos cinco o seis centímetros por sobre el suelo,abre los brazos,y echa la cabeza hacia atrás.
Abre la boca,intentando articular un nombre,una palabra.....un sonido que no sale de sus cuerdas vocales ateridas y casi paralizadas.
Yo noto,por mi parte,y con el consabido horror que este detalle conlleva,que el hecho de elevarse es como un juego de niños para él...en tanto que para mí es casi imposible!
No atina a pronunciar el nombre.Entonces avanzo,blandiendo una espada que de antemano sé que será inútil.
Con él voy a matar la fiebre,el miedo,el terror y el deleite.Con él voy a matar el último de mis terribles pecados.Será,sin duda,mi crimen,el mío propio,no el de otro(como tantas veces he tenido que asumirlo!),aquel por el cual tendré que rendir cuentas algún día.
Un aura verdosa,densa,rodea al cuerpo colosal que ahora resplandece frente a mí,a despecho de su mitad paralizada.Su cabello se alza en picos rebeldes,refulgiendo con una luz verde y oro bajo la cruda voracidad del sol que aún está encendido...
El otro se ha apagado....
Es el atardecer o el amanecer en este falso y monstruoso mundo plano,inexistente,fuera del tiempo,en esta dimensión no ya paralela,sino,tal vez,perpendicular.
("Pero...por qué demonios no me ataca?")
Con esa aura podría,apenas tocándome,arrojarme fuera de este mundo y aun de todos los mundos posibles.
Pero no:él está allí,pupilas vacías,pelo verdoso y oro,cuerpo gigantesco y palpitante,en su parapeto áureo,en su cápsula azulada y densa,sonriendo,moviendo la boca de la que surgen,medio ahogados, gemidos incoherentes que pugnan por pronunciar una palabra.
Un nombre.
No puede.("O no quiere?")
Entonces ataco yo:corro deslizándome apenas sobre el suelo pedregoso que hiere mis carnes, aún a través de mis pesadas botas,con el fuego que exhala la reverberación del sol ficticio,y grito:
-No puedes decirlo,cierto? Entonces....lo diré yo!

Articulo la primera sílaba....salto....propino un golpe con mi rodilla doblada justo en el centro de su estómago;un golpe que yo sé muy bien que es nada más que el pobre manotazo de un ahogado.
Mis músculos se hinchan,y me veo a mí mismo como una réplica suya en miniatura.Mi cabellos se erizan...
("Ni yo mismo lo comprendo!")

Él sólo sonríe.

Termino de articular los sonidos de aquella palabra,de aquel nombre prohibido,odiado,amado, deseado y aborrecido.

Entonces explota.
("Ahora será.Ahora es el momento de matarme,si quiere....Ahora...ahora...")
No.
No lo hace.Simplemente se eleva más,casi hasta ponerse al alcance de mis ojos(estamos peligrosamente cerca;quizá demasiado cerca),y me envuelve en su aura azul verdosa.
Un calor insólito dilata mis músculos;mi sangre hierve,mi corazón bombea a un ritmo vertiginoso...La espada cae de mi mano,y sólo atino a dar un golpe que se estrella inútilmente contra su pecho.
Entonces me abraza.Me abraza como para quebrarme la espina dorsal...como suele(o solía) hacer, para gozar con el sacrificio lento de sus víctimas...
Sin embargo...No percibo odio ni rencor alguno en ese abrazo.Sólo una necesidad extrema de "ser con",de "existir con";solamente el intento de vencer,de batir definitivamente a su propia soledad.
Puedo percibir que me transmite algo;que me transfiere una extraña pero primordial energía(que ha de ser la propia original de la raza que compartimos a medias).Y experimento dolor,placer,odio,rencor,ansiedad,angustia,deseo,soledad,abandono, desolación...Y miedo.
Sí.
Miedo.
-Am...ig...o....-musita,con la voz enronquecida aún más por el daño sufrido durante sus pasados días en cautiverio-N-om-bre?
("Quiere conocer mi nombre! Por qué?")
No miento:
-Trunks,hijo de Vegeta.
Entrecierra los ojos,como rememorando.
("Ahora vendrá la muerte",pienso,pues el nombre de mi padre,y aún más,el de mi abuelo,su homónimo, ha figurado siempre entre los más odiados en todos los posibles e imposibles universos.)
("Diantre,pero si también es tu nombre verdadero...imbécil!")

-Yo....no ....nom...bre...-dice,y ahora sí que estoy segurísimo de que no lo recuerda,de que no SE recuerda ni me recuerda en absoluto.
Pero no puedo dejarlo así.No.Me sostiene en el aire,pendulando como una marioneta absurda,sin hacerme daño alguno.
("Sí...Este maldito planea un ataque kamikaze...Va a explotar junto contigo,idiota!!!)
Entonces...Acabemos de una vez.A todo o nada.Sea lo que sea.
-Tu nombre es.....
Estrecha el abrazo,y las lágrimas corren por sus mejillas.Son lágrimas nacidas de ojos sin pupilas, pero ardientes como la hoguera de infinita amargura que las engendró.
-N...no....No nom......bre.....
-Tu nombre es....
("Sí,sí...Acabemos ya.....Basta....basta ya,basta!")
Hincha su pecho como un colosal fuelle jadeante,y grita,con voz estentórea,arrojándome lejos pero sin la intención de herirme,aquella palabra capaz de desatar toda la furia atroz de su torturado universo personal.
Caigo de espaldas,pero atino a levantarme rápidamente,para asistir al tremendo espectáculo que enseguida se ofrece ante mis ojos,que,impávidos,no atinan ni a cerrarse.
Otra vez aquel nombre...Una,y otra vez...
Y otra...Y otra....
("No va a explotar.Todo lo contrario.Este individuo va a llevar a cabo la acción inversa.")
Va a provocarse a sí mismo una implosión.
El irresistible poder de un ki gigantesco corre de fuera adentro,desde el aura densa,penetrando por cada poro de su piel,por cada orificio de su cuerpo.Boca,ojos,narices....todo en él recibe un magma azul verdoso que revienta,con un estruendoso grito,una tras otra, todas y cada una de sus células monstruosamente hipertrofiadas.


(Al Epílogo...............)